Crece la tensión en la cumbre climática por falta de consensos

Más de 200 manifestantes fueron detenidos en una masiva protesta contra los líderes mundiales; las negociaciones están estancadas a sólo tres días de finalizar.

Por
16deDiciembrede2009a las12:16

A tan sólo tres días de su clausura, la cumbre mundial sobre cambio climático se vio hoy amenazada por una masiva protesta que terminó con más de 200 detenidos, mientras las disputas entre los delegados impedían resolver las grandes diferencias para alcanzar un acuerdo histórico sobre el calentamiento global.

Con las negociaciones totalmente empantanadas, la ex ministra danesa Connie Hedegaard cedió la presidencia a su jefe, el primer ministro Lars Loekke Rasmussen, a medida que llegaban jefes de Estado y de gobierno de 115 naciones.

Mientras tanto, en el exterior, cientos de manifestantes trataban de impedir la realización de la conferencia de 193 naciones para exigir "justicia climática". Allí, la policía dijo que detuvo a 230 manifestantes.

Dentro del enorme recinto del Bella Center, los negociadores discutieron hasta el amanecer pero no pudieron fijar nuevos objetivos de reducción de emisiones de gases causantes del efecto invernadero ni acordar cifras para la ayuda a los países más pobres, elementos clave de un eventual acuerdo.

"Lamento informar que no hemos podido llegar a un acuerdo´´, dijo John Ashe, de Antigua, presidente de un grupo de negociación, ante el pleno de la conferencia esta mañana.

Durante las conversaciones de la noche, la delegación estadounidense aparentemente objetó un proyecto que obligaría a su país a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero antes de que el Congreso aprobara la ley en cuestión. Los enviados de Washington insistieron en reemplazar el término "deberá" por el condicional "debería".

A raíz de ello, cientos de manifestantes marcharon sobre el centro de convenciones, donde la policía antimotines formó cordones protectores. Algunos manifestantes dijeron que querían transformar la conferencia global en una "asamblea popular", y al acercarse a las filas policiales éstas los rechazaron con gases lacrimógenos.

Los arrestados forman parte de un grupo de manifestantes que se reunieron cerca del Bella Center, donde se celebra el evento, para tratar de ingresar por la parte trasera del sector, cercado por más de seis kilómetros de vallas.

"Nuestro objetivo es ingresar al Bella Center por otras vías y sin violencia", declaró Peter Nielsen, un portavoz de los activistas. Con ese espíritu, los manifestantes se dispersaron para tratar de desorganizar a las fuerzas del orden, pero sin lograrlo.

Las conversaciones de Copenhague se han caracterizado hasta el presente por las discrepancias entre Pekín y Washington, así como entre países ricos y pobres. Luego de nueve días de conversaciones mayormente estériles, los delegados de menor rango cedían sus lugares a los ministros de Ambiente en la crucial segunda etapa de la conferencia.

Agencias EFE, AP y Reuters

Temas en esta nota