El girasol atraviesa un proceso de "destrucción"

La superficie sembrada cayó en 800 mil hectáreas, con un total de 1.750.000, considerada una de las peores en la historia. Hoy esta oleaginosa representa el 3,4 por ciento de la recaudación por retenciones.

Por
17deDiciembrede2009a las07:31

El titular de la cámara que agrupa a la cadena de valor del girasol, Ricardo Negri, aseguró que "el cultivo" enfrenta un "proceso de destrucción" y que el impacto se hará sentir hasta 2011 sino hay cambios en las políticas fiscales.

La Asociación Argentina de Girasol elaboró una serie de recomendaciones productivas y comerciales con el propósito de que el cultivo pueda hacer frente a un contexto que aún lo mantiene "discriminado respecto de las bajas en las retenciones a las exportaciones", se informó desde la entidad.

Se trata de un total de 15 recomendaciones para que los productores de las distintas regiones del país puedan mantener cierta rentabilidad en el negocio girasolero.
ASAGIR considera que la actividad es clave "tanto para la diversificación de la agricultura como para la supervivencia económica de regiones en que el cultivo es una salida muy importante, La Pampa, NEA y sudoeste de Buenos Aires".

Negri opinó que hoy "el girasol está sufriendo un proceso de destrucción. La hectárea que no se sembró, recién se podrá implantar en octubre de 2010, se cosechará en marzo de 2011 y se va a cobrar en julio de 2011". "Es decir, lo que no solucionemos hoy, se trasladará 16 meses para adelante", agregó.

La superficie sembrada cayó en 800 mil hectáreas y la estimación para esta campaña, cuya siembra ya finaliza, es de 1.750.000 hectáreas, considerada una de las peores superficies en su historia.

El girasol está gravado con el 32 por ciento en las alícuotas de los derechos de exportación.
"Tenemos un sistema impositivo que está castigando al girasol con un nivel de retenciones fijadas al momento en que el aceite estaba a 1.400 dólares; hoy el aceite está a 750 y las retenciones son las mismas", sostuvo.

De acuerdo con los datos que maneja ASAGIR, el girasol representa el 3,4 por ciento de la recaudación por retenciones y cada punto le significa al fisco un ingreso de 9 millones de dólares, lo que no parece una suma importante para el Estado, pero "es clave para la salud de la producción".

En comparación, la recaudación por punto de retención a la soja es de 192 millones de dólares.
Desde la cadena insistieron en que las retenciones son un pésimo impuesto, "estamos poniendo gravámenes donde nuestros competidores a nivel internacional subsidian", dijo Negri.

¡Enterate de todas las novedades!

Temas en esta nota