Maíz: de defensor a delantero

La campaña de maíz 2016/17 se deja ver bastante más esperanzadora, si la comparamos con el ciclo anterior. Los cambios estructurales que se han llevado a cabo a partir de las políticas del nuevo gobierno han permitido volver a pensar en este cereal como una alternativa. ¿El maíz pasó de defensor a delantero?

“Hay muchos aspectos interesantes a analizar de cara a una nueva campaña de maíz”, comenzó diciendo Martín Fraguío, Director Ejecutivo de Maizar, en entrevista exclusiva con Agrofy News, y agregó: “Uno de ellos es que en todos estos años, a pesar de las restricciones y las actitudes defensivas, se vienen registrando rendimientos récord por hectárea”.

No es casual, entonces, que en los ciclos anteriores los productores hayan hecho frente a la siembra de manera defensiva, tal como lo expresó el referente de Maizar: “Anteriormente, la campaña de maíz era encarada defensivamente, pensando que el número no iba a ser muy bueno y que si llegaba a haber una caída de los rendimientos, iba a estar muy jugado”.

Y agregó: “En cambio para este ciclo, es la primera vez que está muy claro que el margen de maíz es el más alto de todos los cultivos, lo cual genera una actitud muy proactiva por parte del productor y de su agronomía para apostar a una nueva campaña gruesa”.

¿Campaña récord? Sí, en varios aspectos

De acuerdo a los dichos de Fraguío, la campaña 2016/17 posiblemente será recordada por varios récords: “No sólo esperamos una mayor área sembrada; si el clima es relativamente bueno y acompaña a lo largo del ciclo, también podemos esperar rendimientos récord por hectárea, incluso más elevados que los de este año”.

Sumado a esto, y producto de las mejores expectativas, no sería casual que se registren mayores y mejores niveles de fertilización y, por lo tanto, un mejor control de malezas.

“Habrá que ver si, contemplando todos estos aspectos, se logran además, mayores volúmenes de exportación”, añadió el Director Ejecutivo de Maizar, y se animó a estimar una cifra: “Hasta un 30% más”.

Agregando valor al maíz

Pero encarar una nueva campaña de maíz no sólo implica ver el área sembrada, los esquemas de manejo y las toneladas de grano a exportar. Tal como lo explicó Fraguío, “el agregado de valor debe ser un aspecto trascendental para todos los países productores de maíz”.

“Pensemos que el grano de maíz es el que más se produce en todo el mundo (tres veces más que la soja y un 30% más que los granos que le siguen, como arroz o trigo), y además, esa enorme producción no se concentra en 3 o 4 países como lo hace la soja, sino en 140 naciones”, reflexionó el referente de Maizar, al momento que agregaba: “Para ellos, el principal destino es su propio consumo, pero Argentina es el único de los grandes productores que exporta más de la mitad de su producción. Es hora de revertir esa ecuación”.

Y resumió: “Creemos y apostamos a que, de la mano del maíz, habrá una gran oportunidad para agrandar nuestra producción de carne, de leche, de aves, de cerdos y de huevos”.

“Nos insertamos en las cadenas globales de valor o estamos fritos”

Fraguío fue categórico al analizar la importancia de que Argentina vuelva a insertarse en el mundo mediante alianzas internacionales de valor: “Nuestro gran desafío radica en insertarnos en las cadenas globales de valor”, comenzó diciendo el referente de Maizar, y añadió: “O nos ponemos a trabajar en eso, o la Argentina está frita. No hay lugar en el mundo para un país que exporta materias primas y pretende importar productos terminados”.

En sintonía con ello, Fraguío instó a comprender que en los últimos 20 años el mundo cambió radicalmente su modelo de negocio. En palabras del referente de Maizar: “Antes se exportaban materias primas, y se importaban productos terminados. Hoy, el 80% son productos intermedios o insumos en proceso y sólo el 20% restante son materias primas o productos terminados”.

No obstante, Fraguío admitió que no es una tarea sencilla puesto que para poder reinsertarnos en el mundo, es elemental contar con un sistema de transporte y burocracia ágiles y eficientes, algo que en Argentina no se conoce: “Hoy un tren de Jujuy tarda 20 días en llegar al puerto, eso es un récord mundial de lentitud”, enfatizó.

Por este motivo, el referente de Maizar fue cauto: “Estamos listos para insertarnos en el mundo pero sólo vamos a lograrlo si cambiamos la mentalidad individualista que todavía impera en nuestro país. Si no somos capaces de construir y generar cadenas de valor, no vamos a poder lograrlo”.

Autor: María Jimena Alesso

Producción audiovisual: Diego Mañas

La producción mundial de maíz del año pasado fue de 959.79 millones de toneladas. De acuerdo a las proyecciones de la producción a nivel mundial de la campaña 2016/17, se estima que la misma alcance los 1010.74 millones de toneladas. Esto podría significar un incremento de 50.96 millones de toneladas lo que representa un 5.31% de la producción del cereal en el mundo entero.

En lo que respecta a la distribución mundial de dicha producción, la mayor oferta se encuentra en el hemisferio norte. Para Estados Unidos, el principal productor de maíz que representa el 37% del volumen total, se proyecta una producción de 384,9 millones de toneladas que sería un volumen récord que implicaría un crecimiento del 11% intercampaña. Mientras que en segundo lugar se posiciona China, con una producción esperada de 218 millones de toneladas.

América del Sur representa el 11% de la producción mundial, y allí sobresale Brasil el cual produciría 80 millones de toneladas en la campaña 2016/17. Vale la pena destacar el cambio en la estructura que tuvo dicho país. En la última década la safrinha pasó a ser el 64% de la producción, cuando con anterioridad su peso era mucho menor. Esta variación se correlaciona con los buenos rindes obtenidos y además con que permite que se siembre soja de primera y luego maíz. De este modo se evita que los cultivos compitan por área.

Este incremento en la producción permitió que los excedentes se vuelquen a la exportación ya que el maíz de primera se destina al consumo interno. De este modo Brasil vuelca su oferta en el mercado mayoritariamente a partir de agosto. Este factor hay que tenerlo en cuenta ya que en Argentina también se vio un aumento del maíz tardío que sale a competir al mismo tiempo.

Para Argentina el USDA estima una producción de 36,5 millones de toneladas, siendo el quinto productor mundial de maíz después de la Unión Europea. Este salto productivo del 23% va de la mano con los cambios estructurales y las políticas que favorecieron al cereal. Por otro lado también se prevé un salto en las exportaciones, que llegarían al 24 millones de toneladas situándonos como segundo proveedor mundial. De concretarse, sería el mayor volumen de la historia de nuestro país.

Comercialización del Maíz

En el mapa de la comercialización de maíz se observan los aportes que realiza cada país en el mercado internacional de acuerdo a su saldo neto entre las exportaciones y las importaciones del cereal que realiza. Aquellos que figuran como exportadores son los que poseen un excedente de maíz disponible, entre los cuales se destacan Estados Unidos con un saldo exportable de 51 millones de toneladas, seguido por Argentina y Brasil. China, a pesar de ser un gran productor a nivel mundial, durante la próxima campaña se espera que importe maíz debido a que su consumo supera la oferta producida en el país.

Análisis de Mercado - fyo

La campaña 2015/16 fue la transición al mercado sin barreras, con lo cual se han observado cambios estructurales en los participantes del mercado. Luego de la eliminación del Registro de Operaciones de Exportación (ROE) y su reemplazo por las Declaraciones Juradas de Ventas al Exterior (DJVE), que sólo cumplen un carácter informativo, el grado de concentración en las ventas al exterior se ha incrementado de manera notable. Mientras que en la campaña 14/15, las diez principales empresas exportadoras representaban el 64% del total de ventas, en la actual campaña estas mismas empresas concentran el 84% de las exportaciones de maíz.

En los siguientes gráficos se detalla la distribución registrada entre las empresas exportadoras del maíz de la campaña 14/15 y la campaña 15/16. Se observa un mayor grado de participación de los grandes exportadores en la campaña 15/16 respecto a la campaña anterior. El exportador que ha ganado mayor participación en las ventas de maíz al exterior fue Cargill, pasando de un 9,5% a 16,5%. En segundo lugar se encuentra COFCO, con el 15,6% de la participación en las exportaciones.





Cuando observamos el destino de las exportaciones, en el año 2015 el principal comprador de maíz argentino fue Argelia con el 15,1% (2,4 millones de toneladas). El segundo comprador del cereal fue Vietnam, quien incrementó sus compras de maíz argentino en un 440% respecto al año anterior. Otro país que ha aumentado su participación en el volumen de exportaciones es Indonesia, el cual representa el 10%, mientras que en el año 2014 su participación alcanzaba el 6%. En lo que va del año 2016 los destinos más demandantes fueron Egipto seguido por Vietnam. Lo novedoso viene por la aparición de Brasil en el sector comprador, que al mes de agosto ha importado 436 mil toneladas desde nuestro país.



Análisis de Mercado - fyo

¿Dará a basto el sistema logístico?

Como todos sabemos, el 87% de la producción de maíz en grano se exporta a través de las terminales portuarias del Gran Rosario. Con estimaciones de una campaña bisagra, ¿qué pasará con los cuellos de botella logísticos que hoy ya implican un gran problema?


Para poder resolver esta incógnita, dialogamos en exclusiva con Julio Calzada, Director de Información y Estudios Económicos de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), quien realizó un análisis pormenorizado sobre el presente y futuro del sistema logístico nacional teniendo en cuenta las expectativas que se tienen respecto de la próxima campaña de maíz.

“La campaña 2016/17 de maíz tiene muy buenas expectativas, tengamos en cuenta que ya se habla de que puede haber 1 millón más de hectáreas sembradas a nivel nacional, lo cual generaría que pasemos de 4,2 millones de hectáreas del ciclo pasado a 5,2 en el actual”, expresó Calzada, y añadió: “Esto brinda un escenario más que interesante desde el punto de vista logístico, sobre todo si tenemos en cuenta que en materia productiva, Rosario es una plaza muy importante porque prácticamente el 87% de las exportaciones de maíz en grano salen de las terminales de Up River”.

De acuerdo a los dichos del especialista, Argentina padece un problema muy grande con aquellas producciones que están a una distancia del orden de los 1000 a los 1300 kilómetros del puerto, porque los granos viajan en camión y, además de no ser sustentable, genera inconvenientes de tránsito y anegamientos viales.

Y si a esto le sumamos “que la producción de soja puede llegar a estar arriba de las 60 millones de toneladas y la de maíz podría aumentar en 5 o 6 millones de toneladas respecto del año pasado (alcanzaría las 32 o 33 millones de toneladas), toda esa mercadería bajando en la época de cosecha va a plantear un interrogante bastante importante”, reflexionó Calzada en exclusiva con Agrofy News.

En pocas palabras, si sólo analizamos el próximo ciclo y nos detenemos a mirar el corto plazo, el sistema logístico por lo menos, se vuelve un desafío.

¿Y si nos animamos a mirar hacia adelante?

Para poder hacer proyecciones, siempre es importante mirar un poco hacia atrás, por eso Calzada recordó que en el ciclo anterior, se registraron toda una serie de inconvenientes para poder trasladar el maíz hasta los puertos, acompañado de cuestiones climáticas adversas, entre otras cosas; por eso “estimamos que en el próximo ciclo esto pueda llegar a complejizarse aún más”.

No obstante, en este caso, Calzada fue un poco más optimista que en el corto plazo: “Ya hay decisiones importantes en materia de logística para que el maíz pueda llegar mejor a las terminales portuarias”, afirmó, y recordó los siguientes proyectos.

Traer el maíz del norte en el Belgrano Cargas

“En la región núcleo, casi el 32% del costo de producción es flete corto y flete largo; y esto, en el NOA y en el NEA, se agrava muchísimo porque el precio tiene un mayor peso por la distancia”, manifestó al respecto Calzada.

Pero aclaró: “No queremos poner al camionero como el malo de la película. Los camioneros han sufrido una cantidad infinita de distorsiones: inflación alta, tipo de cambio que no acompañó, componente impositivo sobre los combustibles, aumentos de jornales y cargas sociales. Sólo pretendemos que se rehabiliten tramos de vías haciendo que el grano viaje en ferrocarril, y así se puedan bajar los costos de transporte”.



Autopistas y autovías

En este sentido, el especialista manifestó: “El gobierno ha tomado la decisión de construir, en el término de 4 años, 2800 kilómetros de autopistas y autovías, y la prioridad está en los tramos que mayor tránsito tienen”.

Este proyecto adquiere fundamental importancia si tenemos en cuenta que Argentina destina cerca de 14 millones de toneladas de maíz a actividades como: producción de huevos, leche, carne, etanol, molienda húmeda y molienda seca, todas ellas ubicadas en fábricas de Córdoba, Santa Fe y Buenos Aires.

En conclusión, “si estas obras se concretan, en el mediano y largo plazo, habrá un avance significativo en materia logística”, sostuvo Calzada, y cerró: “Deberemos pasar estos años con mayores costos logísticos hasta que el sistema quede eficientemente estructurado”.

¿Sucederá?

Autor: María Jimena Alesso.

Producción Audiovisual: Diego Mañas.