Factores que inciden sobre el precio y financiamiento

Por Nicolás Degano

En medio de un escenario bajista de mediano plazo hay oportunidades para tomar precio y comenzar a cubrir una parte de la cosecha 2020/21.

Si bien parece lejano, existen herramientas que permiten capturar valores que logran alejar factores que generan incertidumbre sobre los planteos de la nueva campaña.

Precio del maíz

En la Bolsa de Comercio de Rosario se pueden negociar precios de US$ 127 entre marzo y abril. Mientras que para junio pagan US$ 120 y US$ 115 para julio.

En el mercado a término local (Matba-Rofex) los precios de la campaña 2020/21 comenzaron a mostrar una recuperación y se llegó a US$ 128 en abril y US$ 121 en julio.

 

"Es un buen momento para tomar decisiones", destacan desde el equipo de análisis de mercado de fyo en relación a la recuperación que se vio en las últimas semanas.

Esta recuperación se da en un contexto de expectativa de cosecha récord en Estados Unidos, que se combina con una economía golpeada por la pandemia de coronavirus y una menor demanda de etanol (representa un 40 % del consumo de maíz en norteamérica).

Maíz en Chicago

Para comenzar a analizar los factores que inciden sobre el precio, desde el equipo de análisis de mercado de fyo comparten la relación stock consumo en Estados Unidos, principal país productor.

La relación actual muestra que en Estados Unidos hay una situación de mayor stocks en maíz que en soja. Cuanto más alta es la relación significa que más disponibilidad de granos hay (factor bajista).

De hecho, nunca se vio una relación stocks/consumo en niveles del 22,5 % para el cereal.

En soja el nivel está en línea con el promedio, pero viene cayendo en las últimas campañas, marcando un escenario más ajustado.

Entonces aparece la pregunta, ¿es razonable el nivel de precios con los stocks actuales? Para analizarlo se compara la relación entre los precios y el nivel de stock/consumo:

Bajo este escnario, los fondos de Chicago llegaron a tener una posición vendida récord. En la última semana hubo un recorte de esta posición, pero sin un cambio grande en los fundamentos generales del mercado. Sino más bien oportunidades puntuales por una reactivación de la demanda y problemas climáticos.

Cabe señalar que esta posición récord vendida también genera que ante un factor alcista el mercado quede vulnerable a rebotes, pero remarcando que esto se espera que sea solo temporal.

Uno de los factores que lleva al maíz a tener un escenario mayormente bajista es el impacto que generó la pandemia de coronavirus en la demanda de etanol. El Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) anticipa que habría una recuperación en este consumo, pero no regresaría a los niveles previos.

Este menor consumo de etanol se combina con la gran cosecha que se espera para Estados Unidos, en donde se podría superar los 400 millones de toneladas, estableciendo un nuevo récord.

Cabe destacar que el gobierno del país del norte anunció un paquete millonario de ayuda para los productores afectados por la caída en el precio del cereal.

A continuación, se puede ver la estimación del USDA para la cosecha norteamericana:

Desde fyo destacan que será clave seguir durante los meses de julio y agosto los informes semanales de Estado de Cultivos en Estados Unidos, ya que el maíz del país del norte entra en una etapa de definición de rinde.

Actualmente existen algunas zonas en donde la oferta de agua despertó preocupaciones sobre el impacto que podía generar en la condición de los cultivos. Pero esto no se vio reflejado en el último informe del USDA

Argentina y Brasil representan sólo el 14% de la producción mundial pero sus exportaciones cuentan con más del 40%, siendo dos jugadores importantes en el comercio global.

Del último informe mensual del USDA se destaca a nivel mundial el aumento de un millón de toneladas en la estimación de producción de Brasil para la nueva campaña 2020/21, que alcanzaría los 107 millones y que de materializarse marcaría un récord.

El último informe del USDA muestra el siguiente balance de oferta y demanda mundial:

Mientras que para Argentina se mantienen por el momento los 50 millones de toneldas:

Con todos los factores descriptos, este es el escenario para el precio del maíz:

ALCISTA

(+) La exportación local (Argentina) mantiene un nivel de compromisos de embarque elevado y necesita que llegue el maíz a los puertos.

(+) Recuperación de la actividad y demanda de etanol en EE.UU.

(+) Repunte del precio del petróleo.

BAJISTA

(-) La caída en la producción de etanol por el coronavirus.

(-) Para el ciclo 20/21 producción récord en EE.UU. de la mano de un crecimiento en el área sembrada.

(-) Volverían a crecer los stocks finales de Estados Unidos.

(-) Rápido avance de la cosecha en Argentina.

(-) Fondos especulativos muy vendidos.

DUDAS

(?) Los precios podrían sentir la presión de la cosecha a partir de junio, cuando arranca la trilla del maíz tardío.

(?) Se detectaron nuevos casos de Covid-19 que ponen en duda la recuperación de precios.

Consultá las cotizaciones.

Recomendación de comercialización

Tomando datos del Ministerio de Agricultura se desprende que de la campaña 2020/21 se llevan negociadas 2,1 millones de toneladas, que representan un 4,2% de la producción estimada por el USDA (50 millones de toneladas).

Esto muestra un retroceso en el nivel de ventas contra el mismo período de la campaña 2019/20, pero aclaranco que es un contexto totalmente distinto. El año pasado había riesgo de aumento de retenciones 

"La visión internacional del maíz continúa siendo bajista por las expectativas de una gran campaña estadounidense", describen desde fyo y comentan que los precios a cosecha se mantienen en niveles de presupuesto: "Recomendamos continuar con las coberturas tanto para abril como julio en caso de no haber tomado".

En tanto, se pueden combinar estrategias de comercialización mediante acumuladores o condicionales, que permiten mejorar el precio disponible en el mercado.

Un condicional consiste en la venta a precio de un producto por encima del valor de mercado, con el compromiso de entregar un tonelaje adicional a fijar (de ese producto o de otro), y cuya fijación dependerá de una condición: si su precio llega o supera un cierto valor en una fecha específica, se fijará el precio en ese nivel.

Por otro lado, un acumulador es un negocio a fijar, donde todos los días entra en juego una proporción de las toneladas comprometidas, las que se van fijando paulatinamente hasta la fecha final del contrato. La cantidad final fijada por el acumulador, dependerá del movimiento de precios durante el rango estimado.

Maíz: márgenes con los precios actuales

El sitio AgBI comparte los márgenes proyectados para la campaña gruesa 2020/21: "Si nos centramos en los indicadores que hacen al margen del maíz, se observa una caída en las variables de impacto en el resultado del cultivo", destacan desde la consultora Az Group.

Ver también: "Más que nunca empresas, no negocios"

Conforme los modelos regionales del sitio, los costos directos de producción para el maíz retroceden un 12% respecto a misma fecha el año pasado.

Si bien el retroceso en los costos refleja la caída en el valor de grandes familias de insumos, como fertilizantes o semillas, esta caída en los costos directos se ve más que compensada con la baja en los precios a cosecha. El precio para abril 2021 presenta un retroceso del 18% contra mismo periodo del año pasado.

Como resultado, si bien los costos directos se proyectan por debajo de lo que fue la campaña 2019/20, los márgenes proyectados retroceden un 32% interanual.

"Vale aclarar que el analisis de cara a la proxima campaña no tiene que ser solo economico sino tambien debe considerarse el resultado o margen financiero, ya que esta puede ser una variable de mucho impacto este año para empresas que se han apalancado con tasas negativas", destacan desde Az Group.

Ver también: Qué oportunidades aparecen para las empresas agropecuarias en el nuevo escenario financiero

Variables maíz 20/21 vs 19/20

Contexto y financiamiento

La consultora Zorraquin+Meneses (Z+M) destaca que en el escenario actual las decisiones empresarias se dividen entre la cabeza y el corazón: "Al hacer 'las cuentas' para el ejercicio 2020-21 muchos negocios dan rentabilidades potenciales bajas. Menores a lo que habitualmente se busca para generar modelos atractivos".

En este sentido, describen que la situación actual "hace que muchos productores tengan que tomar decisiones no basándose sólo en el Excel (la cabeza) sino también en su experiencia, su coraje y su intuición (el estómago). No es la primera vez, y no será la última".

Para el financiamiento de la campaña sigue firme la opción a través de las tarjetas agro con tasas inferiores al 25% - 30% anual. También se activaron los canjes por granos aunque aún con valores no demasiado atractivos por el precio futuro de los granos.

También están los bancos trabajando líneas en pesos con tasas del 24% bajo determinadas condiciones (no tener trigo o soja, ser Pyme, plazos de amortización semestral, etc) y tienen otras líneas en valores mayores.

Hay expectativa de que puedan aparecer algunas líneas para compra de insumos en dólares a tasas menores al 6%, pero todavía no están (salvo en algunos canjes).

Ver también: Las 7 amenazas que impactan al agro y 6 respuestas del sector

La recomendación es poder fijar las compras en pesos, para quedar cubiertos frente a una devaluación del dólar.

Exportaciones y destinos

Más allá de las oportunidades de transformación, el principal destino del cereal sigue siendo la exportación.

La Bolsa de Comercio de Rosario destaca que las ventas argentinas de maíz al exterior completaron un excelente 2019, que cerró con 36 millones de toneladas exportadas de maíz en grano, un 55% por encima del año previo y un 75% por encima del promedio de los últimos cinco años.

"La gran cosecha, que en la campaña 2018/19 totalizó un volumen de aproximadamente 51,5 millones de toneladas, junto con la buena competitividad que ha tenido el maíz sudamericano en los últimos meses, llevó a nuestro país a ganar terreno en los mercados internacionales e impulsó las ventas externas", comenta la BCR.

Ahora, tomando la campaña 2019/20 completa, es decir, desde marzo a esta parte, habrían ingresado a la zonadel Gran Rosario 11,5 millones de toneladas de maíz, volumen similar a la campaña previa (+3%) cuando Argentina registró el récord de exportaciones de maíz de toda su historia.

"El fuerte programa de embarques de maíz para los próximos meses nos marca la necesidad por parte de las terminales de que se garantice el correcto flujo de la mercadería plantas", destaca la entidad rosarina.

Según las Declaraciones Juradas de Ventas al Exterior (DJVE), hay anotadas para embarcar en el mes de junio unas 3,6 millones de toneladas de maíz, que de cumplirse sería un 20% superior a los embarques en este mes del año pasado: "No sería de extrañar que el sector exportador cumpla con este volumen exportado considerando que, según datos de embarques de la agencia marítima NABSA, habrían salido desde los puertos de nuestro país unas 2,4 Mt en la primera quincena del mes en curso".

Este factor fue también uno de los condimentos alcistas para el maíz 2019/20 que está ingresando al mercado. Pero también contagió al cereal del ciclo 2020/21.

La Bolsa de Cereales de Córdoba agrega que las exportaciones de maíz durante el primer cuatrimestre del 2020 fueron récord con 11,3 millones de toneladas comercializadas: "Esto implica no sólo un incremento del 13% en comparación al mismo período del año anterior, sino también un crecimiento de las ventas que se mantiene hace tres años".

Por otro lado, el precio promedio del cereal durante el primer cuatrimestre, US$ 167 la tonelada, fue el segundo valor más bajo de los últimos diez años, decreciendo 3% en relación al de 2019 y USD 2 por debajo del promedio de los últimos cinco años.

Con precios bajos, el valor de las exportaciones ha sido el segundo más elevado en los últimos diez años, alcanzando los US$ 1.895 millones en los primeros cuatro meses del año. Este valor se ubica US$ 169 millones por encima del valor observado en el mismo período de 2019, significando un crecimiento del 10%.

Con respecto a los destinos del maíz, Vietnam sigue ocupando el puesto principal en las ventas de maíz argentino, representando el 18% de lo comercializado durante el primer cuatrimestre del año. Lo siguen en importancia Perú y Argelia, con un 11% y 10% de la participación.