Uso de tecnología en soja

Nos encontramos en una campaña de soja que plantea un punto de inflexión en el uso de tecnología, luego de varios años en el que se observó una merma de los insumos utilizados.

El Ing. Agr. Juan Martín Brihet, del Departamento de Estimaciones y Proyecciones de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires comparte los datos del Relevamiento de Tecnología Agrícola Aplicada.

Soluciones locales a problemas globales

La problemática de malezas plantea sin dudas un gran desafío, con un claro impacto sobre los resultados. En palabras del Ing. Agr. Daniel Tuesca, Profesor de la Cátedra de Malezas de la UNR, la actual campaña se presenta igual o más complicada que el año pasado: "Todos los años se suman malezas nuevas, que en realidad ya estaban presentes pero con menor densidad".

Tuesca explicó que la información está, pero hay muchas cuestiones del modelo agrícola que no permiten que las estrategias de manejo se usen de manera correcta.

El avance de las malezas se relaciona a un modelo productivo poco diversificado. "Si uno lo mira en perspectiva ahora parece que el modelo se muestra más complejo, ya que hay algún tipo de rotación extra. Pero desde el punto de vista de todo lo complejo que podría ser, sigue siendo uno muy simple", comentó en dialogo con Agrofy News.

El Ing. explicó que el modelo agrícola actual se presenta con pocos cultivos, con barbechos muy largos mantenidos a base de herbicidas muy residuales, lo que es extrapolable a la maleza, ya que la misma puede adaptarse a esa baja cantidad de señales. Al mismo tiempo agregó que "el solo hecho de tener cultivos durante el invierno y la primavera ayudaría mucho al sistema".

El modelo productivo actual se está complejizando, pero no porque alguien se puso a pensar que desde el punto de vista de malezas sería mejor hacer rotación con maíz. "En realidad se está haciendo rotación con maíz porque el número cierra", destacó Tuesca refiriéndose a la necesidad de abordar la problemática de manera más responsable.


Control es cada vez más costoso

Las malezas disminuyen el rinde y cada vez se vuelve más caro controlarlas. "Hay muchas publicaciones con números que indican que de acuerdo a la maleza o de acuerdo a la zona prácticamente tenés un 100% más de gastos para el control, comparando con uno en el que no hay problemas de malezas complicadas".

El Profesor de la Cátedra de Malezas de la UNR, agregó también que el hecho de tener un lote con malezas resistentes llega incluso a disminuir el valor del mismo. "Un campo que tiene malezas resistentes es un campo que tiene una merma en su recurso". "La imagen del campo absolutamente vacío de malezas es cada vez más difícil y cara de lograr".

Sobre la campaña actual, Tuesca alertó que en lo que hace a gramíneas anuales está habiendo y va a haber más problemas. "Cuando digo gramíneas anuales me refiero a Eleusine, Echinochloa, Digitaria y por supuesto algunos Chloris". Cabe señalar que esto corresponde mayormente a la zona núcleo.

El Ing Agr. agregó que en general el complejo de Chloris en algunas zonas está siendo bastante complicado para controlar, al igual que el Sorgo de Alepo, a pesar de que existen herramientas disponibles para hacerle frente a esta problemática. "En Sorgo de Alepo se suma la resistencia a graminicidas, lo que complica un poco más el manejo", comentó además.

Saliendo de las gramíneas, el especialista comentó que el yuyo colorado junto con el Amarantus Palmieri son malezas a tener en cuenta por la alta tasa de dispersión que tienen. Además "no son malezas fáciles de controlar dentro del cultivo. El yuyo colorado hay dos o tres herbicidas que se pueden usar en post emergencia de soja, pero requieren que la maleza sea muy chica".

"Yendo más al sur el problema sigue siendo Ryegrass y Conyza, que si bien son malezas de invierno llegan hasta la soja y en muchos casos no son bien controladas. "Siguen siendo un problema por el cual se consulta mucho. Hay muchas tácticas para controlarla y sin embargo sigue siendo un problema", destacó Tuesca.


No existe más la solución general

La conclusión final es que hay problemas globales pero las soluciones son locales. "La solución que se le da al Yuyo Colorado en Memphis, Estados Unidos, no es la misma que la de Vicuña Maquena, no existe más la solución general". "Además no existe un lote solo con yuyo colorado, Sorgo de Alepo o Chloris, hay complejos de malezas complicadas.

Por último Tuesca comentó que mirar el manejo de malezas solo desde el punto de vista químico nos puede permitir ganar algunas batallas, pero la guerra al final la perdemos. Además se encargó de remarcar la importancia de tener presentes las Buenas Prácticas Agrícolas (BPA) frente al gran desafío que presenta esta problemática actual.


Autor: Nicolás Degano