Proyecciones para la soja 2019/20

La nueva campaña agrícola llega cargada de incertidumbre, tanto por el escenario local como así también internacional.
El área de soja 2019/20 dependerá en gran parte de lo que pase con el maíz, que podría dejar hectáreas para la oleaginosa en medio de un planteo más defensivo.

Por Nicolás Degano

Fuente

Fecha

Área Sembrada

Rinde Estimado

Producción

Bolsa de Cereales de Buenos Aires (2018/19)

04/07/19

17,7 M de Ha.

33,6 qq/ha

56 M de Tn,

USDA (2019/20)

12/08/19

-

-

53 M de Tn.

Bolsa de Comercio de Rosario (2018/19)

14/08/19

17,3 M de Ha.

33,8 qq/ha

56,50 M de Tn.

Ministerio de Agricultura (2018/19)

22/08/19

17,0 M de Ha.

-

55,3 M de Tn.


Incertidumbre local

A nivel local el resultado de las PASO sorprendió al dar por vencedor al candidato opositor, Alberto Fernández. Si bien se esperaba un triunfo del candidato del Frente de Todos, la gran diferencia generó que el actual presidente Mauricio Macri quede sin grandes posibilidades de reelección.


El temor del campo es que con Cristina Fernández de Kirchner como vicepresidenta, haya nuevas intervenciones en el mercado y cambios en el actual esquema de retenciones.


Ver también: La Mesa de Enlace se reunió con Alberto Fernández: "Nos vamos conformes"


Por el momento, el principal cambio en los planteos lo sufriría el maíz, que podría llegar a dejar hectáreas para que vuelva a ganar terreno la soja.


En la campaña 2018/19 el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca destacó producciones récord para maíz y trigo, de 57 millones de toneladas y de 19,5 millones de toneladas, respectivamente.


"Esto refleja la paridad entre gramíneas y soja, fundamental para la sostenibilidad del sistema productivo y el cuidado de nuestros suelos", fueron las palabras del actual Ministro Luis Miguel Etchevehere.


Made with Flourish

Antes de las PASO, la Bolsa de Cereales de Buenos Aires estimaba que la superficie con maíz iba a crecer un 6,7% en la campaña 2019/20. Ahora, en elúltimo informe de pre campaña, se estima un crecimiento del 3,3%.


"De continuar este escenario de volatilidad, nos encaminarnos hacia un contexto relativamente más favorable a planteos que requieren menor inversión tecnológica y tienen un menor riesgo asociado, como la soja", destaca la entidad porteña.


Ver también: Una encuesta evaluó el impacto de las PASO sobre el sector agropecuario


La dinámica de siembra relevada por la Bolsa de Cereales de Buenos Aires indica que la implantación en Argentina comienza a mediados de octubre.

La Guía Estratégica para el Agro (GEA) de la Bolsa de Comercio de Rosario coincide en su último informe para zona núcleo, que los productores que aún no han comprado las semillas e insumos para sus intenciones de siembra de maíz tardío, pueden aún cambiar de estrategia y redireccionar área a la siembra de soja, por lo que todo está por verse en la campaña.


La única estimación concreta para la soja en la nueva campaña de la Argentina la realizó la Bolsa de Cereales de Córdoba.


El 59% de las respuestas de la red de colaboradores del Departamento de Información Agronómica de la entidad cordobesa fue consultada indicó que la fórmula presidencial que gane las elecciones “no influiría” en la decisión del cultivo a sembrar.


En este momento de pre-campaña, muchos de los insumos ya se encuentran comprados. Sin embargo, como en Córdoba gran porcentaje de las siembras son tardías, los resultados electorales podrían generar algún cambio en la asignación de área, resignando maíz a cambio de soja en los planteos tardíos.


Con este escenario, la Bolsa de Cereales de Córdoba proyecta la superficie a sembrarse con soja en la campaña 2019/20 en torno a las 3.853.600 hectáreas, "lo que equivaldría al valor mínimo de la última década y el cual es inferior a la campaña pasada en un 5%".


Respecto al promedio de siembra histórico (2008/19) la disminución es de 16 puntos porcentuales, aunque si se observa únicamente el promedio de las últimas 5 campañas esta disminución es del 8,5%.

El último informe del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA), que se publicó en la previa a las PASO, estimó que la cosecha de soja 2019/20 en la Argentina alcanzaría los 53 millones de toneladas. Sin cambios contra el ciclo 2018/19 aunque partiendo desde un mayor stock inicial.


Por otro lado, la Bolsa de Comercio de Rosario estima hasta el momento una cosecha de 48,2 millones de toneladas de soja 2019/20, contra 56,5 millones de la campaña anterior.


A continuación se puede ver la dinámica de cosecha relevada por la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

Incertidumbre internacional

A la incertidumbre financiera y política local se suma el contexto internacional. En primer lugar un conflicto comercial sin precedentes que enfrenta a Estados Unidos y China, el mayor productor contra el mayor importador de soja a nivel global.


Este conflicto se combina con el avance de la gripe porcina en China, que recortó el stock de cerdos del gigante asiático y derivó en una menor demanda de la oleaginosa.


Ver también: Fiebre porcina y carne ilegal en China: oportunidades para la Argentina


En cuanto a la guerra comercial, en las últimas semanas el conflicto sumó nuevos capítulos. China implementó nuevos aranceles y la soja de Estados Unidos sumó un 5% a los 25% que regían desde septiembre. El 15 de diciembre se sumará un 10% para el aceite de soja (que ya tributaba un 25%) y sobre la harina se aplicará un impuesto del 10%, siendo un producto que no estaba alcanzado.


Por otro lado, la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) relevó que "la severa epidemia de gripe porcina africana que viene afectando a la producción de cerdos en China, hizo que durante los primeros siete meses de 2019 las importaciones de soja en ese país cayeran un 11% interanual (46,9 millones de toneladas)".


Además, "lo que se evidenció en ese último tiempo, amén de la merma en las importaciones totales, es una fuerte relocalización del origen de las importaciones chinas de soja, disminuyendo drásticamente el volumen importado desde los Estados Unidos", indica el informe de la BCR.


En este sentido, hubo un importante incremento de importaciones desde Brasil y de otros países, como Argentina, aunque en menor medida.


Bajo este escenario, los excesivos stocks de soja con los que cuenta Estados Unidos no permiten que los precios levanten cabeza en el mercado de Chicago.


La esperanza alcista para los precios viene dada por los recortes productivos en Estados Unidos, producto de las condiciones climáticas adversas para la producción. Además de las señales que puedan llegar relacionadas a la guerra comercial (se aguarda un encuentro en septiembre), en un contexto de fondos de inversión con una postura claramente bajista.


"El productor va a seguir apostando"

Luis Zubizarreta, presidente de la Asociación de la Cadena de la Soja Argentina (Acsoja), explicó que el área de soja en la nueva campaña dependerá en gran parte de lo que pase con el maíz.


La expectativa inicial es que la superficie se mantenga sin grandes cambios contra el año anterior. "Creo que el productor va a seguir apostando. Es importante tener más elementos respecto a las futuras políticas de los candidatos", destacó el titular de la cadena de la oleaginosa en diálogo con Agrofy News.


"Desde Acsoja vemos con preocupación la situación actual de inestabilidad, pero también con confianza el futuro de la Argentina", agregó.


"Vamos a apoyar a quien salga electo, y vamos a trabajar para tener las mejores políticas para el sector, teniendo el norte puesto en la necesidad de agregar más producción y dólares a la economía y un mayor agregado de valor a las exportaciones. Creemos que es lo que necesita el país".

Zubizarreta destaca que más allá de los vaivenes que tienen los precios, hay un driver que tiene un horizonte claro: "Estamos frente a un mundo que cada vez tiene mayor clase media y demanda alimentos. La Argentina tiene una oportunidad enorme, y no debemos desperdiciarla. Debemos salir de la volatilidad de los precios con mayor valor agregado".


"Vemos con preocupación que hoy en día es más conveniente exportar poroto de soja que un producto industrial". Esto se debe a que "paga más dólares por tonelada de soja si la procesas que si la exportas como materia prima. Entendemos que hay necesidades fiscales, pero es algo para analizar".


Ver también: Retenciones: ésta fórmula dejaría empatados a los productores y la industria


El titular de Acsoja destaca que "debemos ver cómo nos posicionamos para que, a pesar de las políticas proteccionistas que hay en el mundo, podamos acceder con valor agregado que genere trabajo en las ciudades".


En este sentido, destaca la posibilidad de lograr la habilitación de China para la harina de soja de la Argentina, junto con la reapertura del mercado europeo y de Estados Unidos para el biodiésel.


En cuanto al impacto de la guerra comercial sobre el complejo sojero argentino, Zubizarreta comenta que hay varias aristas para analizar: "Por un lado la pelea abre algunas oportunidades a la Argentina. El principal comprador del mundo demanda poroto, pero el objetivo es que compren carne o harina".


Por último, sobre la dilatada Ley de Semillas, comentó: "Es fundamental. si queremos jugar en primera tenemos que tener las reglas claras. Es un reclamo de todas las cadenas desde hace un tiempo".


Frontera agrícola en Argentina

El Departamento de Estudios Económicos de la Bolsa de Comercio de Rosario estimó para la cosecha 2018/19 una producción total de granos de 141,5 millones de toneladas, un récord histórico.


Ver también: Se podrían producir 72,1 millones de toneladas de soja en los próximos años


La última campaña representa una gran recuperación de la producción luego de la peor sequía de los últimos 50 años en el ciclo 2017/18, que llevó a la cosecha a un mínimo de seis años (97,8 millones de toneladas).


"Pese al fatal efecto que ello tuvo sobre la actividad económica en general y los ingresos del productor en particular, éste redobló su esfuerzo no sólo aumentando la superficie productiva del país sino también invirtiendo en tecnología de punta (lo cual incluye las semillas) y mejores prácticas agrícolas, apuntalando los rindes", destaca la BCR.


La frontera agrícola en la Argentina (total de la superficie sembrada destinada a cultivos de granos) alcanzó en la última campaña un récord de 37,5 millones de hectáreas.


"El valor de esta superficie ha venido creciendo año a año en los últimos 30 años", destacan los analistas Federico Di Yenno y Emilce Terré, analistas de la entidad rosarina.


"De mantenerse esta tendencia en las hectáreas totales destinadas a la agricultura y si se genera clima propicio para un buen desarrollo de los cultivos en la campaña comercial 19/20, el país podría producir otra buena cosecha ayudando a la recuperación de la economía nacional", agregan.


Las hectáreas sembradas podrían alcanzar 37,5 millones de hectáreas en la campaña 2019/20, y asumiendo rindes tendenciales, dar lugar a una producción total de 135,6 millones de toneladas.