Aceiteros levantan los piquetes en Santa Fe

Los trabajadores de la industria aceitera del Gran Rosario levantaron ayer los piquetes que mantenían en las entradas a las terminales portuarias como reclamo de un aumento en el bono de fin de año por cobrar, que es resistido por las empresas del sector.

Por
24deDiciembrede2010a las07:35

Lo hicieron por pedido del Ministerio de Trabajo de la Nación, que interviene en el conflicto y que en la madrugada de ayer elevó una propuesta de solución a gremialistas y a empresarios. La misma debe ser respondida en una nueva reunión que se desarrollará el lunes próximo en la sede de la cartera laboral en la Capital Federal.

La propuesta oficial es que las empresas paguen una gratificación de 4000 pesos por empleado, no remunerativos y por única vez, con motivo de las fiestas de fin de año.

Tras el anuncio se levantaron los piquetes que mantenía paralizadas seis plantas procesadoras: Molinos Río de la Plata (San Lorenzo), Cargill (Puerto San Martín), Bunge -dos plantas, en Puerto San Martín y San Jerónimo Sur-, Louis Dreyfus (Timbúes) y Vicentín (Ricardone).

"Llegamos a un acuerdo, se logró lo que estábamos peticionando, una gratificación de 4000 pesos no remunerativa y un salario mínimo de 5000 pesos para enero próximo", comentó Pablo Reguera, secretario general del Sindicato de Obreros y Empleados Aceiteros de San Lorenzo.

Propuesta conciliatoria
Sin embargo, el director ejecutivo de la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (Ciara)-Centro de Exportadores de Cereales (CEC), Alberto Rodríguez, dijo a La Nacion que todavía no se había alcanzado dicho acuerdo.

El directivo agregó que las empresas se encontraban analizando una "propuesta conciliatoria" ofrecida por el Ministerio de Trabajo para llegar a una solución del conflicto y que la respuesta se iba a conocer sólo el lunes próximo, cuando se vuelvan a reunir en la cartera laboral los empresarios y gremialistas", en un encuentro previsto para las 15 del primer día hábil de la próxima semana.

"La estamos analizando", se limitó a decir el ejecutivo respecto de la propuesta oficial.

Según Rodríguez, la propuesta surgió tras una maratónica reunión en la cartera laboral, que se inició a las 18 de anteayer y culminó a las 4 de ayer. "Implica un pago no remunerativo y por única vez de 4000 pesos, para los empleados de las plantas de la zona de San Lorenzo, y de 3500 para el resto de las industrias del polo aceitero del Gran Rosario", señaló el ejecutivo.

Asimismo, Rodríguez informó que el Ministerio instó a ambas partes a no tomar ninguna medida, por lo que desde el mediodía de ayer había comenzado a normalizarse la actividad en las terminales.

El conflicto se había iniciado el martes por la mañana, en el contexto de la negociación salarial de un sector que ocupa a 12.000 personas. El gremio ya había logrado un aumento de sueldo del 25 por ciento, llevando el sueldo mínimo de 4000 a 5000 pesos, pero reclamaba otros 5000 pesos como gratificación de fin de año, suma que las empresas sostienen que les resulta imposible pagar.

En reclamo a sus demandas, los trabajadores aceiteros, en el polo oleaginoso exportador más importante del país, que desde Puerto San Martín se extiende hasta Arroyo Seco, bloquearon desde ese día la entrada y salida de camiones de las terminales portuarias de la zona. La protesta ocasionó severos inconvenientes en la circulación vehicular, con gran cantidad de camiones estacionados en las banquinas.

Temas en esta nota

    Cargando...