Capitales chinos buscan invertir en empresas lácteas en la Argentina

En los próximos cinco años calculan que la demanda de lácteos de China crecerá 14%. Sin posibilidades de cubrirla, quieren asociarse para producir y procesar en el país.

Por
28deDiciembrede2010a las07:37

La proyección de crecimiento de la demanda de lácteos en China alcanza el 14% para los próximos 5 años, hecho que arroja, hablando del país asiático, números absolutos siderales. Por eso, capitales de ese origen buscan asociarse a empresarios argentinos para producir y procesar leche en la Argentina, anticipando una demanda ávida de productos que, además, creen que valorará el ‘know how’ argentino.

“Las firmas chinas productoras de lácteos reconocen que podrán cubrir sólo 5 puntos de ese crecimiento proyectado”, explica Miguel Paulón, titular del Centro de la Industria Lechera (CIL). Con una población de 1.331,4 millones de habitantes, según los datos del Banco Mundial para 2009, China alberga una clase media que alcanza los 400 millones, crece a paso acelerado y consume cada vez más proteínas, como lácteos y carnes, al aumentar su poder de compra. Entre los interesados en poner un pie en la Argentina, la corporación Mengniu Dairy Company Limited, de Mongolia Interior, una región autónoma de la República Popular China, está avanzada en negociaciones con firmas locales para crear “intercambios de envergadura”, según Paulón. Pese a que se mantienen en reserva los nombres de los jugadores locales, todo indica que se trata de firmas medianas, dedicadas a la producción de quesos y productos frescos. Es que, además de la cantidad, los inversores chinos buscan variedad de productos que tienen identificados como tentadores para la cultura asiática, como algunos tipos de quesos. En el país hay más de 1.000 Pymes lácteas, según indican en la asociación que las agrupa, Apymel.

Con esta idea, previa a la reciente visita de la comitiva china al país, que avanzó con acuerdos bilaterales, la corporación Mengniu recorrió, hace ya varios meses, instalaciones de distintas empresas, y también algunas de Brasil, con la intención de focalizar inversiones.

Hoy, según Paulón, las ventas de lácteos a china son bajas y los principales proveedores de ese país son Nueva Zelanda, Australia, y países europeos como Holanda. Actualmente, el mayor referente mundial del negocio lácteo, la neocelandesa Fonterra, propiedad de 13.000 productores, tiene inversiones en China, pero ahora los asiáticos parecen querer revertir la tendencia.

Por Julieta Camandone.

Temas en esta nota

    Cargando...