Aumentarán hasta un 26% los peajes de las autopistas

El último aumento había sido en febrero y el próximo promedia entre los distintos vehículos el 20%. El argumento es que por la inflación se desdoblan las subas para que no haya una de mayor impacto. Será la segunda suba del año, antes de diciembre.

26deAgostode2011a las07:54

El Gobierno de la Ciudad aumentará por segunda vez en el año las tarifas de las autopistas porteñas . La suba rondará el 20% y se aplicaría antes de diciembre. En el caso de los autos, en hora pico, alcanza el 26% .

Así lo indica el decreto N° 451, firmado por Mauricio Macri y que salió publicado ayer en el Boletín Oficial. Ese documento, en realidad, convoca a que se realice una audiencia pública el 14 de octubre a las 11 en el Centro Cultural Julián Centeya (San Juan 3255), en la que se discutirá el incremento tarifario. Pero se trata de un paso meramente formal , ya que lo que se discuta en ese encuentro no será vinculante, y el Gobierno podrá aumentar las tarifas según lo que considere necesario, tal como sucedió con las anteriores subas. De hecho, la Ciudad ya presentó un nuevo cuadro tarifario .

¿Qué dice ese cuadro? Que el peaje para autos particulares en las autopistas 25 de Mayo y Perito Moreno pasaría de $ 5 en hora común y $ 6,75 en hora pico, a $ 6,50 y $ 8,50, respectivamente. En tanto, el salto en la Illia sería de $ 1,75 y $ 2,50 a $ 2 y $ 3. Por último, en las cabinas de la bajada de la calle Alberti de la AU 25 de Mayo, pasarían a cobrar de $ 1,75 a $ 2 (allí no hay diferencia por banda horaria). Las horas pico son de 7 a 10 en sentido Centro y de 17 a 20 en sentido Provincia.

Para compensar esta suba, el Gobierno porteño propone mejorar el descuento que les otorga a los usuarios del sistema Aupass, de pago automático. Hasta ahora, quienes usan ese medio reciben un descuento del 10%, que pasaría a ser del 15%. Así, se pagarían $ 7,23 en la hora pico de la 25 de Mayo y la Perito Moreno y $ 2,55 en la de la Illia.

De acuerdo al decreto, el incremento se debe a que “la aceleración del proceso inflacionario que se verifica en el país hace aconsejable revisar las tarifas con una periodicidad mayor a una vez por año, a fin de evitar aumentos anuales muy elevados, de alto impacto para el usuario”.

Esta es la misma lógica que se usó desde el 25 de febrero, la fecha en que comenzó a regir el último aumento, que rondó el 11%. Es que el último aumento anual había sido en octubre de 2010, y alcanzó el 29%, una cifra bastante elevada para aplicarla de una sola vez. Desde entonces, se tomó la decisión de desdoblar las subas , utilizando un criterio similar al que se aplica a la hora de aumentar las tarifas de los taxis, por ejemplo.

Los peajes de las autopistas porteñas habían estado congeladas durante 15 años hasta 2008. Pero entonces, ante el avance de la inflación, se produjo el primer aumento. En ese momento se decidió también modificar los precios de acuerdo a las bandas horarias .

En AUSA, la empresa estatal porteña que administra las autopistas de la Ciudad, explicaron que, por ley, el gasto en la administración y mantenimiento de las vías rápidas no puede superar el 4% de sus ingresos por cobro de peajes, y que además otro 5% se destina a la expansión de la red de subtes , y el 55% restante a distintas obras viales en la Ciudad. Al subir los gastos operativos (sueldos de los empleados, combustibles, materiales de construcción, etc.) no les queda más remedio que impulsar aumentos tarifarios.

Pero además AUSA está llevando adelante varias obras en la Ciudad. Entre otras, la ampliación de la calzada de la avenida Santa Fe a la altura de Puente Pacífico, o bien la construcción de pasos bajo nivel en la avenida Monroe y la calle Manuela Pedraza bajo las vías del ferrocarril Mitre. También tienen a su cargo la prolongación de la Autopista Illia hasta conectarla con la avenida Cantilo, aunque esta obra está frenada por di

Temas en esta nota