Los kadafistas rechazan el ultimátum de los rebeldes y son inminentes los combates en Sirte

El vocero del Kadafi repudió la intimación de rendirse antes del sábado. Los opositores afirman que tendrían pistas del escondite del dictador y remarcaron que les asiste el derecho a matarlo.

Por
31deAgostode2011a las10:57

El último gran combate de esta guerra en Sirte, la ciudad natal del dictador Muammar Kadafi, ya es inevitable. Ese bando acorralado no acepta el ultimátum que el gobierno rebelde anunció el martes para que rindan esa ciudad de cien mil habitantes antes del sábado.

El vocero del coronel libio, Moussa Ibrahim, habló desde la clandestinidad con la oficina en Nueva York de la agencia Associated Press para repudiar la intimación. “Ninguna honorable nación aceptaría un ultimátum de una banda armada", sostuvo. Y añadió una denuncia por ahora no comprobada que afirma que la OTAN mató en esa ciudad a mil civiles en los últimos bombardeos.

La negativa no es algo que sorprenda y no sólo porque ni Moussa o Kadafi estarían en esa ciudad, lo que no los pondría en el blanco de una batalla que se anuncia terrible.

En Trípoli prácticamente sólo una minoría muy optimista suponía que el reducto más fuerte que le queda al dictador junto con una pequeña ciudad en el desierto del sur del país, se rendiría pacíficamente.

Los voceros del comité rebelde redoblaron la apuesta al difundir informaciones respecto a que tendrían pistas del escondite del sátrapa libio, aunque no dieron otros detalles. Pero si remarcaron que les asiste el derecho a matarlo.

"En todo el mundo, si un criminal no se rinde es derecho de quienes deben hacer respetar la ley, de matarlo", dijo Ahmad Darrd, una de las autoridades del Consejo Nacional de Transición que ya opera en Trípoli aunque sin la presencia de sus máximas figuras, aún en Bengazi "por seguridad".

Por Marcelo Cantelmi. Trípoli, enviado especial

Temas en esta nota