El fuego sigue descontrolado en las sierras de Córdoba

No se prevén lluvias para los próximos 10 días. Se registraron evacuados, pero hasta ayer no hubo daños en la salud de las personas ni en las viviendas. Punilla es la zona más afectada.

05deSeptiembrede2011a las08:03

Los incendios forestales, que ayer representaban un frente de unos 50 kilómetros en el valle de Punilla y en las sierras chicas, seguían descontrolados por la poca humedad ambiente y los fuertes vientos. Para colmo, no se prevén lluvias para los próximos 10 días.

“Estamos en una situación extrema por los vientos, la sequía y el material altamente combustible. Hay fenómenos meteorológicos que no maneja el hombre, lamentablemente. Estamos haciendo el mayor esfuerzo”, aseguró Diego Concha, titular de Defensa Civil de la Provincia de Córdoba

Ante este panorama, las autoridades debieron evacuar, aunque con cierta resistencia de los vecinos, a un centenar de habitantes de varias localidades por la cercanía de las llamas y el humo que puede causar problemas respiratorios e intoxicaciones.

La situación es compleja, aunque por ahora no hubo que lamentar daños en la salud de los habitantes ni en sus hogares. “El viento va rotando, va y viene, se hace imposible prever qué va a pasar. Pero, por ahora, creemos que no hay mayores riesgos para las personas ni 
las viviendas”, aseguró el comisario mayor Gustavo Godoy, jefe de la Departamental Punilla.

Debido a la baja visibilidad por el humo, el tránsito por el Camino del Cuadrado también estuvo cerrado ayer, al igual que el sábado.

Un batallón. En los departamentos de Punilla y Colón trabajaban 527 personas contra los incendios, mientras que en la zona de Traslasierra 53 bomberos voluntarios combatían las llamas.

A ellos se sumaron las 180 personas encargadas de la logística, la recarga de aviones y la coordinación de todo el operativo, según informaron desde el Plan Provincial del Manejo del Fuego.

Además, en las zonas de Punilla y Colón ayer se pudo realizar a pleno el operativo aéreo, que no volaba desde el sábado al mediodía por dificultades en la visibilidad. Participaron siete aviones hidrantes, otro de vigía (para evaluar la situación y coordinar el trabajo) y dos helicópteros.

Sobre el accionar del operativo aéreo, Concha aclaró que “los aviones ayudan pero no apagan los incendios, son una herramienta más”.

Y pidió colaboración de toda la comunidad: de los vecinos que son evacuados y se resisten, y de quienes paran los autos para ver el fuego como un espectáculo y así dificultan el tránsito de los vehículos policiales y autobombas.

“Tienen que entender que esto no es un show. La gente no debe circular en los caminos vecinales para no entorpecer el movimiento operativo”, agregó el funcionario.

En Valle Hermoso, se encontraba apostada la Unidad Coordinadora de Emergencias (UCE), el ente encargado de las evaluaciones y coordinación general de la situación conformada por intendentes, la Policía, Defensa Civil, la Federación de Bomberos Voluntarios, la Agrupación Serrana de Bomberos Voluntarios y funcionarios del gobierno provincial.

Zona por zona. En Cosquín, hasta anoche se registraban dos importantes frentes: el primero, en zona rural de Bosques del Peñón, paraje cercano a ruta nacional 38, que fue completamente evacuado. Avanzaba de sur a norte, arrasando pastizales, bosque serrano y árboles, muy cercano de viviendas. El segundo frente se mantenía activo en barrio San Jorge

En Valle Hermoso, estaba sumamente comprometida la zona de Vaquerías, cerca de 
viviendas y edificaciones.

En proximidades de La Falda, se continuaba trabajando en la zona del antiguo Camino 
del Cuadrado (el de tierra).

Otra zona comprometida eran las cercanías de Villa Giardino, donde fue evacuada la población del Camino de Los Artesanos, que une esta localidad con La Cumbre, cercana a las sierras c

Temas en esta nota