Nuevo control antievasión para el agro

Antes de fin de octubre, los operadores de granos deberán aportar sus datos digitales al organismo para operar sin ser sancionados.

06deSeptiembrede2011a las07:34

La AFIP quiere controlar más de cerca el comercio de granosa. Foto: Archivo La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) puso en marcha un sistema de control de datos "biométricos" para los operadores de granos, que los obligará a brindar nuevos datos antes de fines de octubre para mantenerse inscriptos en el registro fiscal.

La resolución N° 3163/2011 del organismo que conduce Ricardo Echegaray dispuso que hasta el 26 de octubre los operadores del sector se anoten en las agencia de la AFIP con el registro digital de la fotografía, firma y huella dactilar, junto con la exhibición del documento de identidad para ser escaneado.

La norma, dictada la semana pasada, se inscribe dentro de otra de 2009, que dispone que todos los nuevos contribuyentes de la AFIP tengan su "DNI fiscal". Ya hay 600.000 personas que pasaron por las oficinas de la Dirección General Impositiva (DGI) en los últimos 24 meses.

El objetivo es, indicaron fuentes de la AFIP a LA NACION, "combatir a los denominados carpeteros, que crean figuras ficticias para acceder a beneficios fiscales, como, en este caso, a la devolución del IVA".

A quiénes incluye
Se encuentran obligados las siguientes personas físicas o sus apoderados mencionados en el artículo 2º de la RG Nº 2595, que están autorizados a utilizar la Carta de Porte:

  • Los productores de granos que se encuentren inscriptos en carácter de tales, a la fecha de solicitud, ante la AFIP.
  • Los operadores del comercio de granos que se encuentren inscriptos en el "Registro Unico de Operadores de la Cadena Comercial Agropecuaria Alimentaria", de acuerdo con la resolución N° 7953/2008 de la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (Oncca).
  • También, los comprendidos en el título II de la resolución general N° 2300 (registro fiscal de operadores): productores agropecuarios, acopiadores, consignatarios, desmotador de algodón, corredor de cereales, mercado de cereales a término, arrendador comerciante de granos, contratista rural, aplicador aéreo, proveedor de insumos y bienes de capital y profesionales (que recibe granos por el pago de sus servicios profesionales). Junto con ellos figura la genérica categoría de "otros".
    El tributarista Héctor Tristán explicó a LA NACION las consecuencias del incumplimiento de esta norma, que hasta ahora no generó críticas por parte de la dirigencia del agro:
  • La suspensión en el "Registro Fiscal de Operadores en la Compraventa de Granos y Legumbres Secas", reglamentado por la Resolución General Nº 2300, sus modificatorias y complementarias.
  • La imposibilidad de obtener la autorización de la solicitud de emisión de "Carta de Porte para Transporte Automotor y Ferroviario de Granos", prevista por la norma conjunta resolución general N° 2595 de la AFIP y la N° 3253 de la Oncca.
    También, aclaró el especialista, establece que el registro de los datos biométricos resultará un requisito previo necesario para solicitar la inclusión en el "Registro Fiscal de Operadores en la compra-venta de Granos y Legumbres Secas", implementado por la mencionada resolución general.
    "Es una forma de identificar a los contribuyentes bastante lógica", concluyó Tristán. Al respecto, su par Guillermo MacLoughlin Bréard también consideró que se trata de un control razonable para un sector tan importante de la actividad interna. Desde 2009, los datos biométricos ya rigen para los contribuyentes del sector aduanero, que, según la AFIP, "funcionó muy bien".

Sin trabas
La intención del organismo, aclaró la fuente oficial, "no es trabar la operatoria de granos, porque cuanto más granos en blanco se transporte, mayor será la base de recaudación" de ganancias para el Estado.

Frente a la ún

Temas en esta nota