Replantea Uruguay su pertenencia al Mercosur

El presidente de Uruguay, José Mujica, tuvo paciencia, pero ahora sintió que no daba para más. Hasta el momento, pedía calma para que los técnicos negociaran con sus pares de los países de la región para destrabar el comercio, pero el bloqueo a determinados productos ya golpea fuerte a empresas y trabajadores.

Por
23deSeptiembrede2011a las07:04

Ayer, una planta armadora de autos tuvo que cerrar por las trabas brasileñas y 400 obreros perdieron el empleo, al menos en forma temporaria. Para un país de tres millones de personas, esos números son duros.

Mujica dijo que planteará a sus colegas de la Argentina y Brasil la necesidad de asegurar el libre comercio y de levantar todas las trabas a las exportaciones de la región y que, si no logra eco positivo, deberá replantearse la permanencia en el Mercosur.

Mujica había recibido varios planteos de la Cámara de Industrias del Uruguay y de la Unión de Exportadores sobre los obstáculos que la Argentina ha puesto a exportaciones locales, y en esta semana se generalizó el malestar por las barreras interpuestas por Brasil.

El jefe de Estado uruguayo anunció -en declaraciones al semanario Búsqueda- que transmitirá este planteo en los próximos días a las presidentas de la Argentina, Cristina Kirchner, y de Brasil, Dilma Rouseff. "Les vamos a pedir a los presidentes de la región que, si bien tienen la obligación de pensar con cabeza nacional -y, por lo tanto, defender sus intereses-, al mismo tiempo deben de pensar con cabeza de Mercosur", dijo Mujica.
"Batalla"

El presidente uruguayo dijo que no se sabe qué éxito puede tener en su ronda de contactos, pero dijo que la batalla se va a dar "para que haya una diferencia en el relacionamiento internacional con los países pequeños del Mercosur", respecto de medidas contra países de fuera de la región.

"Acá es donde se prueban los logros de la integración. Porque si somos igual que cualquier otro país que no está en el Mercosur, hay que replantearse algunas cosas", declaró el presidente del Uruguay.

La gremial industrial dijo que hay fábricas que debieron enviar personal al seguro de paro o reducir significativamente su producción debido a medidas de la Argentina para desalentar o frenar la importación de productos uruguayos.

En tanto, se supo ayer que una empresa armadora de automóviles que exporta a Brasil paralizará todas sus actividades a la espera de apertura de ese mercado.

"Nosotros vamos a jugar la carta de hablar con Dilma [Rouseff], pero sabemos que la coyuntura es difícil", dijo Mujica.

En tanto, las negociaciones con la Argentina y Brasil siguen a nivel ministerial y de personal técnico a efectos de detectar los tipos de obstáculos y la forma de habilitar el comercio antes de que se produzca el diálogo en el más alto nivel.

Los empresarios locales sostienen que no puede ser que el comercio regional dependa de que tengan que reunirse los presidentes ante cada obstáculo y que eso, en definitiva, desalienta la inversión de los hombres de negocios que buscan instalarse en un país para negociar desde allí con todo el mercado regional ampliado.

Por Nelson Fernández  / corresponsal en Uruguay.

Temas en esta nota