Fiat pudo destrabar su producción

La automotriz Fiat dio ayer marcha atrás con las suspensiones dispuestas el lunes en uno de los turnos de su planta de Ferreyra, Córdoba. La medida, admitió ayer la empresa, no había sido adoptada únicamente por un problema de abastecimiento de repuestos, sino en las trabas impuestas por el Gobierno de Brasil a la importación de autos argentinos.

Por
05deOctubrede2011a las07:57

“Atento a la paulatina superación de la falta de materiales y el otorgamiento de 7.000 licencias por parte del gobierno de Brasil, Fiat Argentina dispuso levantar las suspensiones anunciadas ”, dijo la automotriz en un comunicado.

El lunes Fiat había desmentido una denuncia de Smata Córdoba, según la cual las suspensiones del turno tarde era debido a la “acumulación de stock” en Brasil.

La automotriz italiana replicó que era sólo por “falta de materiales para mantener el mismo ritmo de producción”. Pero a las 24 horas aseguró que esas suspensiones quedaron sin efecto porque Brasil dio luz verde a la importación de 7.000 Fiat cordobeses . La planta de Ferreyra despacha los modelos Palio y Siena, de los cuales un 70% son exportados hacia Brasil.

¿Hubo sólo un problema aduanero? Así lo aseguró el vocero de Fiat en Córdoba, Leonardo Destéfano. “La negociación la hizo directamente Fiat Brasil con el gobierno de Dilma para lograr una solución al tema y así se liberaron 7.000 licencias. Por eso se dispuso levantar las suspensiones anunciadas”, dijo.

En mayo, el gobierno de Brasil decidió aplicar licencias no automáticas a la importación de autos. La Argentina, que capta 40% de las importaciones automotrices brasileñas, resultó la principal afectada por la medida.

Pero también el mercado de Brasil está dando señales de cierta anemia en su crecimiento. Un informe de la consultora Abeceb.com, basado en datos de las terminales automotrices brasileñas, consigna que en septiembre en Brasil fueron patentadas 311.7000 unidades, menos que en el mes anterior. Mientras que el acumulado del año supera en 7% el período enero-septiembre de 2010, la comparación interanual del mes pasado arroja un crecimiento de apenas 1,5%.

En Argentina, en contraste, las ventas siguen a todo vapor, con un crecimiento récord en nueve meses.

Por Luis Ceriotto.

Temas en esta nota