Un tercio de la cosecha de girasol en el mundo se realiza con cabezales fabricados en la Argentina

Con más de 75 años de trayectoria en la fabricación mundial de cosechadoras y más de una década en la Argentina, la tecnología de la firma CLAAS continúa siendo sinónimo de innovación y vanguardia a favor de la producción sustentable de alimentos.

Por
05deOctubrede2011a las15:29

Un tercio de las cosechadoras del mundo pertenecen a la firma CLAAS. Desde el año 2005, las cosechadoras de la marca cuentan con cabezales girasoleros fabricados enteramente en la planta de Ameghino, provincia de Buenos Aires, por CLAAS Argentina.

En 2011, ya han sido exportados al viejo mundo desde nuestro país un total de 200 cabezales por valor de 3,5 millones de dólares. Para 2012, la cifra ascenderá a 300,  por valor de 5,5 millones de dólares. Además, CLAAS Argentina trabaja en una ampliación de 3500 m2 en su planta de Ameghino, desde donde también comenzarán a fabricarse girasoleros para el mercado argentino junto a otros componentes para el ensamblado de las cosechadoras.

El principal destino son los países de Europa, especialmente Rusia y Ucrania, donde se producen 23,4 millones de toneladas de las casi 35 millonesde toneladas de girasol que aproximadamente se cosechan cada año en todo elmundo.

En 2005, el primer cabezal girasolero fue diseñado en Argentina por el equipo de desarrollo de CLAAS Argentina, en conjunto con los ingenieros de CLAAS Alemania y puesto en marcha en Rusia el mismo año. Con este cabezal, nuestro país ganó el concurso organizado por la compañía en la búsqueda de proveedores para la fabricación del cabezal de girasol de mejor rendimiento en el mundo. El producto argentino demostró ser ampliamente superior en las pruebas realizadas en Hungría, compitiendo contra cabezales de renombre como el NAS (Húngaro) y el GERINGHOFF (Alemán), entre otros.

El cabezal fabricado por CLAAS en la Argentina es totalmente regulable a través de un sofisticado y moderno sistema hidráulico, con el cual se regula la altura y velocidad de rotación del molinete de acuerdo a las condiciones óptimas para el cultivo. Todo el sistema es manejado desde la cabina del conductor, permitiendo un mejor rendimiento y evitando pérdidas de tiempo en regulaciones mecánicas.

También cuenta con un diseño exclusivo de bandejas regulables que permite una mejor penetración en el cultivo, un mejor rendimiento del sistema de corte y evita los atoramientos de las bandejas. Todo esto brinda la posibilidad de ganar más tiempo de trabajo y disminuye las paradas de la máquina por atoramiento.

El diseño exclusivo de los cabezales exportados al mundo desde CLAAS Argentina permiten además disminuir las pérdidas por choque frontal cuando las bandejas fuerzan a la planta a introducirse en el canal de corte (espacio entre bandejas), haciendo posible una entrada suave de la planta y sin maltratos, principales causas de las pérdidas de cosecha en girasoles secos.

¡Enterate de todas las novedades!

Temas en esta nota