Se levantó un bloqueo a ocho plantas aceiteras en Rosario

Los trabajadores organizaron protestas que anoche comenzaban a complicar la circulación en las rutas. El sindicato reclama reabrir las paritarias y un plus de fin de año para los contratados

Por
04deNoviembrede2011a las07:32

Ocho aceiteras de la zona norte del Gran Rosario (San Lorenzo y Puerto San Martín) tuvieron paralizada su producción desde anteanoche y hasta ayer a última hora, por un bloqueo a los establecimientos que protagonizó el Sindicato de Aceiteros. Finalmente, la medida de fuerza cesó luego de que el Ministerio de Trabajo dictó la conciliación obligatoria por un plazo de 15 días.

Los trabajadores reclaman un plus salarial de fin de año de 1800 pesos para los contratados y la reapertura de la paritaria para obtener otra mejora del salario de la actividad.

Fuentes gremiales indicaron que el gobierno provincial rechazó el pedido del sindicato de reabrir las discusiones paritarias para tratar este tema y la titularización de los trabajadores provisorios.

Este año el sindicato aceitero acordó un sueldo mínimo de 5000 pesos.
Empresas afectadas

Las plantas que estuvieron afectadas son de las firmas Vicentín y Molinos, en San Lorenzo, y Bunge, Nidera, Cargill, Terminal 6, Noble y Dreyfus, en Puerto San Martín.

Como consecuencia de la protesta, el tránsito en la ruta nacional 11 y la autopista Santa Fe-Rosario había comenzado a complicarse anoche, e incluso centenares de camiones se alistaban a la vera de las rutas esperando una resolución del conflicto.

Según señalaron fuentes empresariales a La Nacion, "el sindicato aceitero había acordado este año un sueldo mínimo de 5000 pesos, un acuerdo considerado, en ese momento, el mejor conseguido por los gremios de este sector. Pero ahora el sindicato pretende que el acuerdo sea nuevamente discutido", indicaron.

Pablo Reghera, titular del sindicato, sostuvo también que, al reclamo del plus salarial de fin de año, el gremio sumó el pedido de pase a planta de los trabajadores contratados, que suman más de 2000 empleados en la región.

Según el sindicalista, en el departamento de San Lorenzo hay 4000 trabajadores en la actividad, de los cuales 3000 están afiliados al sindicato y 1000 son tercerizados contratados. "No podemos seguir pensando que cada vez que llegamos a fin de año tenemos que terminar en un conflicto porque a los tercerizados no les reconocen las gratificaciones", lamentó Reghera.

La medida de fuerza se generó dos días después de que los transportistas de Fetra paralizaron los puertos del Gran Rosario en procura de una mejora en las tarifas, que se subsanó por un acuerdo en el ámbito nacional.

Temas en esta nota