Cosecha de trigo generaría quebranto a los productores

La baja de precios internacionales y la intervención oficial en el mercado impiden recuperar los más de $ 5.200 millones invertidos en la siembra de trigo.

Por
17deNoviembrede2011a las07:49

La baja de precios internacionales y la intervención oficial en el mercado impiden recuperar lo invertido en la siembra de trigo en muchas zonas, según un informe de Consorcios Regionales de Experimentación Agrícola (CREA) conocido ayer.

Los técnicos resaltaron los esfuerzos de la actual campaña 2011-2012 para implantar 4,64 millones de hectáreas de trigo.

Además, destacaron que se pusieron en juego más de $ 5.200 millones y que «la caída de precios determinará que los agricultores tengan quebrantos con el cultivo, en el caso de que puedan venderlo».

«Esto sería nuevamente un mal antecedente, que influiría negativamente en la intención de siembra para la próxima campaña triguera. Esta comienza a partir de ahora, de acuerdo con la sensación de bolsillo y con la desconfianza generada al trabarse la comercialización», dijo la entidad.

En el trabajo, CREA demuestra que se obtiene un resultado económico desfavorable porque «hubo caídas de precios en el mercado internacional, potenciadas por la falta de competencia en el mercado interno».

Mientras que «en el mercado mundial hay mucha oferta de trigo barato, sobre todo de Rusia, que vende a precios de remate su muy buena cosecha, este país exportará 20 millones de toneladas en 2011 contra 3 millones del año pasado», advirtió Sebastián Gavaldá, técnico de CREA.

Además, a los principales países productores y exportadores del hemisferio norte (Estados Unidos, Canadá y Ucrania, que son responsables del 80% de lo que se comercia mundialmente) les fue muy bien con la cosecha e inundaron el mercado de trigo.

Entonces, «hay mucha holgura en la oferta del cereal», según Gavaldá.

Frente a eso, los compradores no muestran ningún apuro, con un presente muy tranquilo.

En el mercado interno, la falta de competencia a partir de la lenta liberación de ROE a los exportadores derrumba los precios. «El FAS teórico oficial del trigo son u$s 175 la tonelada contra u$s 135 que se ofrecen para la época de cosecha en el Mercado a Término», compara el técnico Jorge Latuf.

Además, en muchos momentos del año no hubo mercado y esto afectó los resultados de las empresas, el estado de ánimo de los productores y la posibilidad de ir cerrando operaciones a futuro o con mercadería disponible en momentos de mejores precios.

El productor no encuentra manera de salir de este laberinto si la política actual persiste con sus efectos nocivos, opinó el estudio.

Según fuentes oficiales, hay más de dos millones de toneladas de trigo de la campaña 2010/1011 que no serán necesarias para abastecer el consumo interno, que equivalen a u$s 490 millones, que podrían ingresar al país como fuente de divisas.

«Están al alcance de la mano y con una decisión puntual contribuirían a paliar los problemas cambiarios, además de volcar recursos a las comunidades rurales y dar mayores ingresos a los productores, lo que aumentaría la recaudación del Impuesto a las Ganancias y a los Ingresos Brutos donde la actividad está exenta», sostuvo CREA.  

Temas en esta nota