Cada productor tiene una realidad diferente

Para el titular de Sancor, la lechería es hoy un buen negocio.

Por
02deDiciembrede2011a las07:13

Más allá del malestar que exhiben productores y entidades por la pérdida de rentabilidad que muestra la actividad, en Sancor aseguran estar tranquilos porque sus proveedores asociados también lo están.

“La rentabilidad depende de cada empresa, de su tamaño y eficiencia. Como en toda actividad agropecuaria, se deben mirar los promedios. No se puede mirar el precio en un momento de máxima producción; para hacer los balances también hay que contemplar los valores en febrero y marzo, los de menor producción. Cada productor tienen una realidad diferente”, aclaró Oscar Carreras, titular de Sancor.

Debido a la composición de la leche que entregan (por grasa y proteína), muchos productores perciben actualmente 1,60 peso por litro. En febrero pasado, cuando coincide el pico de menor producción con el de mayor valor por la materia prima, algunos tambos llegaron a recibir valores próximos a los dos pesos por litro.

El alza de costos. En un contexto inflacionario, el incremento en los costos obliga a afinar el lápiz y a eficientizar los recursos.

“En cualquier actividad económica, cuando hay aumentos de precios siempre se corre por detrás. Hay que hacer las correcciones necesarias para que su magnitud se reduzca y deje de influir en la competitividad”, manifestó Carreras.

La liquidación única que el Gobierno nacional puso en marcha es bien recibida por Sancor. “Nosotros ya venimos pagando por grasa y proteína; hay un precio promedio, por encima de su valor se bonifica y por debajo se penaliza. Se paga más al que mejor calidad entrega, porque esto repercute en la calidad industrial. Aquellas empresas que pagaban por litro de leche, y no por composición, tendrán que adaptarse al nuevo sistema que pone a todos en un pie de igualdad”, sostuvo Carreras. Para el directivo y productor tambero, la implementación a nivel nacional de un sistema de liquidación única va a transparentar el mercado y le va a permitir al productor saber dónde está parado y compararse con su vecino, a los fines de adoptar las correcciones necesarias.

El sistema comenzó a aplicarse, en etapa de ajuste, a partir del 1° de noviembre. Tendrá tres meses de adaptación y comenzará a regir de pleno a partir del 1° de febrero próximo.

Temas en esta nota

    Cargando...