Reconocimiento al esfuerzo innovador

El denominador común que encontró el jurado entre los ganadores y también en los ternados y en muchos de los trabajos presentados fue un extraordinario empuje y dinamismo

03deDiciembrede2011a las08:59

Se acercaba la medianoche del miércoles y la ansiedad iba en aumento en el restaurante central de la Rural en Palermo. Los galardonados de las 15 categorías del Premio a la Excelencia Agropecuaria ya estaban arriba del escenario aguardando el veredicto del premio mayor. De los mejores entre los mejores.

Finalmente, el conductor Pancho Ibáñez dio a conocer el fallo: "Este año el Premio Oro a la Excelencia Agropecuaria es para el INTA - Universidad Nacional de San Martín (USAM) por su trabajo de investigación que dio como resultado la obtención del primer bovino bitransgénico del mundo". Los jóvenes investigadores Nicolás Mucci, del INTA Balcarce, y Adrián Mutto, de la USAM, autores del trabajo, quedaron inmovilizados. No lo podían creer. Pareció que se dieron cuenta sólo cuando vinieron las felicitaciones de los presentes. Así concluyó una velada cargada de alegría y emociones en la que La Nacion y Banco Galicia, por noveno año consecutivo, entregaron este galardón instituido para distinguir a empresas, hombres y mujeres que se destacan en un sector que es motor de la economía nacional

Desde el lanzamiento de una nueva variedad argentina de jamón crudo al mercado, con la intención de competir en delikatessen con el prestigio de un jamón serrano español o de un jamón de Parma italiano, hasta el último avance de la biotecnología con la obtención de una ternera clonada capaz de producir leche maternizada. Así fue de amplia en cuanto a actividades y logros la lista de los galardonados en la novena edición del Premio La Nacion-Banco Galicia a la Excelencia Agropecuaria, entregados el miércoles último en la Rural.

"Los genes incluidos en el ADN de la ternera son los de la lisozima y lactoferrina humanas, los cuales codifican para dos proteínas de gran importancia para la sanidad del neonato humano. De esta forma se produce una leche bovina con el agregado de dos proteínas funcionales de origen humano, leche maternizada", explicó a los presentes Adrián Mutto, de la Universidad Nacional de San Martín, licenciado en biotecnología especializado en reproducción animal y doctor en biotecnología y biología molecular.

Mutto subió al escenario del restaurante central de la Rural en Palermo, acompañado por el coautor de la investigación, Nicolás Mucci, médico veterinario y master en biotecnología de la reproducción de la Estación Balcarce del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), con quien recibió el premio Oro a la Excelencia Agropecuaria.

Pero más allá de las iniciativas del último año, el denominador común que encontró el jurado en los ganadores y también en los ternados y en muchos de los trabajos presentados, fue un extraordinario empuje y dinamismo.

En este sentido hay ejemplos notables como el de Martín Pasman, premio al mejor agricultor, que estaba en representación de tres empresas asociadas (las otras dos son las de Marta Gassiebayle y Agropecuaria Agua Grandes), que en 10 años pasó de hacer 1500 hectáreas de agricultura a 10.500, de las cuáles 4300 hectáreas son bajo riego en Villa Dolores, en la provincia de Córdoba. Instalaron nada menos que 37 equipos de pivote central (y alquilaron unos 15 más con contratos de largo plazo) y cambiaron para siempre la productividad de esos campos. Así, de pocos kilos producidos por hectárea pasaron a realizar cultivos de alto valor como la papa o maíz para semilla.

O el caso de Raúl Beltramino que hace 27 años en Eusebia, en la provincia de Santa Fe, contaba con 268 hectáreas de campo y un tambo de 575 litros por día. Hoy sobre 2415 hectáreas propias produce 40.000 litros de leche en seis tambos y emplea a 54 personas. Recientemente, este tambo introdujo una guachera colectiva

Temas en esta nota