Inglaterra celebrará su victoria en Malvinas

El primer ministro británico, David Cameron, anunció ayer que su país tendrá "un momento para una genuina celebración" cuando se cumplan en junio próximo 30 años del final de la batalla por las islas Malvinas.

Por
03deDiciembrede2011a las09:05

El primer ministro británico, David Cameron, anunció ayer que su país tendrá "un momento para una genuina celebración" cuando se cumplan en junio próximo 30 años del final de la batalla por las islas Malvinas, ocasión en que el archipiélago fue nuevamente usurpado por los ingleses.

"Los territorios de ultramar seguirán siendo británicos hasta tanto el pueblo de esos territorios quiera mantener su relación especial con nosotros", remarcó el jefe del gobierno conservador de Londres, según difundieron agencias internacionales.

Cameron aludió al conflicto por Malvinas durante una exposición ante el Parlamento británico y en respuesta a una pregunta de Andrew Rosindell, un colega de su partido, sobre la situación de 16 territorios sobre los que el Reino Unido ejerce dominio.

Rosindell preguntó si Gran Bretaña estaba dispuesta a "proteger y defender" esos territorios, a lo que Cameron respondió: "Felizmente puedo darle esa garantía a nuestro honorable amigo".

Agregó que la bandera británica seguirá flameando "en la residencia de los gobernadores" de esos territorios y destacó que Gran Bretaña está "aumentando la asistencia a esos territorios" que incluye a las islas del Atlántico Sur.

El anticipo del líder conservador confirma que el Reino Unido prepara festejos por la rendición argentina en el conflicto del Atlántico Sur, que ocurrió el 14 de junio de 1982 y se encuentra analizando la posibilidad de que se desplace al lugar algún integrante de la familia real inglesa.

Cameron insistió así con su posición, esgrimida con aspereza en el mismo recinto el 15 de junio pasado, cuando afirmó que la soberanía de las Malvinas "no era negociable". "Mientras las islas Falklands quieran ser territorio soberano británico deben seguir siendo territorio soberano británico. Punto. Final de la historia", aseveró en esa oportunidad.

Reclamo argentino. La declaración había sido en consecuencia del último reclamo que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner había realizado a la administración del premier. "Quería pedir, en nombre de mi país, y saludando al nuevo primer ministro británico, por favor reanudemos nuestras negociaciones en relación con la soberanía de las islas Malvinas, que aún sigue incumplida", dijo la mandataria en la apertura de la segunda sesión de la Cumbre UE-Latinoamérica en Madrid.

El premier había aludido también al Tratado de Lisboa. Dijo que ese acuerdo "reafirma claramente" la posición de la Unión Europea de que las Malvinas "son un territorio de ultramar de Gran Bretaña". Pero agregó: "Aunque estamos en desacuerdo con Argentina sobre la Islas Malvinas, tenemos una relación estrecha y productiva en una variedad de temas, incluyendo asuntos económicos dentro del G20 y el cambio climático".

Temas en esta nota