G-20: la agricultura es el elemento clave para avanzar en Ronda de Doha

Los países del G-20 aseguraron ayer que la agricultura es el elemento clave para avanzar en el desarrollo de la Ronda de Doha, en la víspera del inicio de la VIII Conferencia Ministerial de la Organización Mundial del Comercio (OMC) en Ginebra.

Por
15deDiciembrede2011a las07:32

En una declaración ministerial, el G-20 subrayó su «preocupación» por la situación de «punto muerto» en el proceso de reforma comercial en materia agrícola en el marco de la OMC y reiteró su apuesta por «la eliminación de las políticas que distorsionan el comercio por parte de los países desarrollados».

El G-20 se refiere sobre todo a los importantes subsidios que recibe la agricultura en numerosos Estados ricos, que impiden el acceso a sus mercados de los productos de los países emergentes y en desarrollo, y a los que responsabiliza del bloqueo de la Ronda.

La Ronda de Doha nació en 2001 con el objetivo de acometer una profunda reforma del sistema de comercio internacional mediante medidas de reducción de los obstáculos y normas revisadas, abarcando una veintena de aspectos comerciales, entre ellos, la agricultura.

Desafíos

El G-20 recordó que las negociaciones se pusieron en marcha hace una década con «el claro mandato de hacer frente a algunos de los desafíos que afrontaban los países en desarrollo, sobre todo a través de la reforma de las disciplinas agrícolas».

Añadieron que, «desgraciadamente, debido a la falta de progreso en la Ronda, las distorsiones causadas por los altos niveles de protección en la agricultura, incluidos los subsidios, siguen socavando las perspectivas de desarrollo a largo plazo de muchos países en desarrollo, especialmente los menos desarrollados».

«Como componente central de su dimensión en favor del desarrollo, subrayamos que la agricultura es la pieza central de la Ronda de Doha y que la agricultura debe determinar el nivel de ambición en el marco del conjunto de las negociaciones», agregaron los ministros.

El G-20 no se opone a que los 153 países de la OMC lleguen a compromisos provisionales o definitivos de manera individual sobre alguno de los 20 aspectos incluidos en la Ronda antes de que haya un acuerdo de conjunto, pero en su declaración de ayer considera que, si eso ocurre, «los temas agrícolas deben ser la prioridad».

Efecto positivo

El grupo indicó que conseguir un mandato en la parte agrícola tendría un efecto positivo para paliar la volatilidad de los precios de los alimentos en el mundo en desarrollo y denunció que el proteccionismo de los países ricos en esta materia ha aumentado.

Según el G-20, las decisiones proteccionistas en la agricultura «son el resultado de la adopción de medidas sin justificación científica o técnica que no están en línea con los acuerdos fitosanitarios y sobre barreras técnicas al comercio de la OMC».

«El G-20 toma nota con preocupación del creciente uso del recurso, principalmente en los países en desarrollo, de imponer estándares privados y de etiquetado de los alimentos que no están en conformidad plena con los acuerdos de la OMC», señaló.  

Temas en esta nota