Camioneros enfurecidos queman vehículos y oficina de Cargill

Los camioneros incendiaron dos camionetas y una pala mecánica de la empresa, furiosos por la espera para descargar.

Por
21deDiciembrede2011a las07:52

Un grupo de transportistas de distintas partes del país que se encuentra varado en la planta Cargill de Punta Alvear, en el Puerto de Rosario, quemó tres vehículos y una oficina de la empresa exportadora, en reacción por las largas demoras que -dice- debe soportar para descargar.

Los incidentes se produjeron el lunes a la noche como consecuencia de un cóctel explosivo: la temperatura rozaba los 40 grados, los camiones se amontonaban en la ruta y, para colmo, uno de los camioneros dijo haber sido víctima de un robo en el momento de la larga espera. «Al muchacho que le robaron también lo golpearon. Entonces saltó la bronca», explicó el presidente de la Federación Argentina de Transporte Automotor de Cargas, Vicente Bouvier.

Las demoras, según se explicó desde la terminal portuaria, se deben a problemas técnicos que aún se mantienen y que provocan que la actividad en el puerto sea nula. Esos inconvenientes se deben, en gran medida, a los cortes de luz que afectan a la zona desde ayer (ver aparte), que obligaron a la empresa a poner en funcionamiento un generador propio que habría provocado la falla del sistema de administración.

Por su parte, Cargill informó ayer que la descarga en Punta Alvear «está totalmente cortada para lo que resta de la semana para todos los productos. También está cortado totalmente el cupeo para Quebracho», el puerto que la empresa tiene en Puerto San Martín.

El hecho generó un serie de reacciones, entre ellas la del Centro de Corredores de Cereales de Rosario, que «repudió los lamentables hechos». «Desde nuestra institución queremos hacer un llamado a la cordura y la reflexión, con la convicción de que la intolerancia y la violencia nunca fueron el camino acertado para resolver los problemas en nuestra sociedad. Estas conductas individuales representan un perjuicio colectivo para el conjunto de los que integramos la cadena de comercialización», advirtió la entidad.

También la Asociación de la Cadena de la Soja Argentina manifestó su sorpresa y su indignación por los destrozos y daños. «Es inadmisible e inexplicable que un reducido conjunto de irresponsables, en una actitud delictiva, hayan atentado contra el bienestar general. Llamamos a la reflexión, reclamamos la defensa del patrimonio empresarial y de la fuente laboral, creyendo preciso que la Justicia sancione a los culpables», enfatizó la asociación.  

Temas en esta nota