La industria láctea tuvo un buen año, pero no les pagó más a los tamberos

Las lácteas argentinas procesaron 13% más leche este año, la demanda interna aumentó 3% y se expandió la exportación un 10% pese a la resistencia de Brasil.

Por
30deDiciembrede2011a las11:44

Los industriales lácteos cierran un 2011 positivo, con crecimiento en la cantidad de leche procesada, un aumento de la demanda interna y un incremento de las exportaciones, según informó el titular del Centro de la Industria Lechera (CIL) Miguel Paulón.
Aún así, es de esperar que en 2012 se abra un frente de protesta con el sector tambero, que pretende cobrar más por cada litro de leche que entrega a las fábricas aduciendo un severo aumento de sus costos de producción. Mientras tanto, el mejor esfuerzo que pudieron hacer los industriales fue el de no reducir el precio pagado al productor en un contexto de crisis internacional y aumento de la producción interna.

“Se está confirmando que vamos a estar por sobre el 13% de crecimiento, respecto del año pasado, en nuestras industrias asociadas”, indicó Paulón al diario santafesino La Opinión.
 “Se llegó a un pico en el mes de octubre de casi 24 millones de litros diarios de recepción”, sostuvo.

La mejora en la producción que fue acompañada por un incremento del orden del 3% del consumo interno de productos lácteos colaboraron para que la industria tuviera un mejor desempeño en 2011.

En paralelo, “también las exportaciones van a incrementarse respecto al año anterior”. Este aumento, se calcula, estará cercano al 10%.

La foto a colores de la situación de las industrias lácteas tiene un horizonte que puede presentar conflictos con el sector tambero.

Durante 2011 los productores plantearon la necesidad de una recomposición del precio que reciben por litro de leche y nada indica que el aumento de los costos que denuncian vaya a menguar.

En este sentido, la mejor promesa de Paulón es que “hasta ahora, hay una perspectiva de sostenimiento de los precios”, según dijo, mientras “se sigue muy atentamente la evolución de los impactos de la crisis internacional” y en especial “la caída de la tasa de crecimiento china”.

Paulón insiste en prestarle atención a esta situación, junto con la evolución de la economía brasileña, y de la situación comercial con el gran socio del Mercosur.
Recientemente, los industriales nacionales cerraron un convenio con sus pares brasileños por el que se consiguió un cupo de 3.600 toneladas mensuales de ingreso de leche en polvo a ese país.

Para 2012, “puedo asegurar que todas las empresas están en proceso de inversión”, aseveró Paulón, “porque de no ocurrir alguna situación fortuita, como algún fenómeno meteorológico complicado o una fuerte retracción de los mercados, se estima que habrá alrededor de un 3% a un 5% de crecimiento”, concluyó el especialista.

Temas en esta nota