Cristina Kirchner llegó a Rosario y recibió insultos de los familiares de las víctimas

La Presidenta visitió esta tarde el lugar de la trágica explosión; hubo abucheos y forcejeos; el Gobierno decretó dos días de duelo nacional.

Por
Foto: Archivo / Rodrigo Néspolo / LA NACION

Foto: Archivo / Rodrigo Néspolo / LA NACION

07deAgostode2013a las15:28

La presidenta Cristina Kirchner llegó hoy a la ciudad de Rosario para recorrer la zona de la trágica explosión, donde recibió insultos y abucheos de los familiares de las víctimas, que le reprocharon su presencia en el lugar.

"Si esto no es venir a lucrar políticamente con los muertos. dejémonos de joder, la señora ésta [por Cristina Kirchner] nos está faltando el respeto a todos los argentinos", afirmó uno de los vecinos, en diálogo con los medios.

Indignado, otro hombre soltó: "No le vas a tener respeto a una señora que no nos respeta, nos faltan el respeto cada 5 minutos".

En cambio, un habitante de la zona mostró su malestar por el recibimiento que tuvo la Presidenta: "Este no es momento para hacer política. La Presidenta viene a hacer un acto de presencia y la gente se pone a gritar chicanas políticas. Soy vecina del barrio, me tembló toda la casa. Estoy indignada con la gente que insulta, no está acostumbrada a que un presidente venga a dar la cara después de una catástrofe", apuntó.

Ayer, el secretario de Seguridad, Sergio Berni, y el ministro de Defensa, Agustín Rossi, visitaron el lugar y fueron increpados por un vecino: "¿Qué vienen a hacer política acá?" , les dijo.

Luego, Cristina, acompañada por Berni, se trasladó hasta el Sanatorio Parque, donde se reunió con el gobernador de Santa Fe, Antonio Bonfatti.

La jefa de Estado arribó a bordo de un helicóptero oficial en el helipuerto de la Prefectura Naval, ubicado en el macrocentro rosarino.

Momentos antes de la llegada de la Presidenta a la ciudad que vivió la tragedia, el vocero gubernamental, Alfredo Scoccimarro, anunció desde Casa Rosada un duelo nacional de dos días a partir de hoy.

La Presidenta, recién llegada de Nueva York, donde encabezó la reunión del Consejo de Seguridad de la ONU, se dirigió a Rosario en helicóptero. La Presidenta arribó al lugar del desastre a un día de la explosión en un edificio de la calle Salta 2141, que dejó muertos, desaparecidos y heridos, y por el cual un gasista que habría trabajado en el lugar está detenido.

Informe de Diego Yañez Martínez

Temas en esta nota