El clima volvió a golpear la cosecha brasileña de trigo

La situación permite subir la probabilidad de capturar mejores precios para los que puedan aguantar el cereal.

Por
El clima volvió a golpear la cosecha brasileña de trigo
17deAgostode2013a las03:34

A fines del mes pasado una helada barrió buena parte de la producción esperada de trigo en el principal estado cerealero brasileño (Paraná). Por entonces –si bien se estimada que el daño era importante– no había precisiones sobre la magnitud del mismo.

Esta semana se acabó el misterio: los técnicos de la Secretaría de Agricultura de Paraná indicaron que al menos un tercio de la cosecha esperada de trigo en ese estado se perdió. Otro dato es que, debido a las excesivas lluvias ocurridas en junio, parte de lo que se pueda cosechar tendrá serios problemas de calidad.

La nueva proyección de cosecha 2013/14 de trigo en Paraná –realizada por la Secretaría de Agricultura de ese estado– se ubica en 1,94 millones de toneladas.

El último informe de estimaciones agrícolas, difundido por la Conab a comienzos del presente mes de agosto, proyecta una producción brasileña de trigo 2013/14 a nivel nacional de 5,61 millones de toneladas versus 4,37 millones en 2012/13. Pero la cuestión es que ese dato contempla una producción de trigo en Paraná de 2,67 millones de toneladas.

Con el número ajustado por las pérdidas producidas por las heladas –1,94 millones de toneladas– la producción brasileña de trigo quedaría en torno a 4,90 millones de toneladas.

Eso implica que, tal como ocurrió este año, los molinos brasileños serán nuevamente un importante factor de demanda regional del cereal a partir del segundo trimestre de 2014 (es decir: cuando hayan consumido la mayor parte de la producción local de trigo).

Entonces: aquellos empresarios agrícolas que puedan aguantar el trigo hasta el segundo trimestre del año que viene probablemente tendrán oportunidades para vender su producto a un precio atractivo (lo contrario ocurrirá con aquellos que deban deshacerse del trigo en plena cosecha).

Los datos internos que hacen ruido en el mercado son políticos. El primero es que a la fecha el gobierno no abrió el cupo de exportación de trigo argentino correspondiente al ciclo 201/14. El segundo es la amenaza oficial de decomisar trigo realizada el mes pasado por el secretario de Comercio Interior Guillermo Moreno.