Carlos María Videla: un cabal hombre de campo, un criador, un dirigente

Murió anteayer en Buenos Aires, a los 94 años.

Por
Carlos María Videla: un cabal hombre de campo, un criador, un dirigente
26deAgostode2013a las08:08

Hablar de Carlos María Videla, o "Charles", como era llamado, que murió anteayer en esta capital a los 94 años, es hablar de un cabal hombre de campo, de un eximio criador, de un recordado dirigente. Es hablar de quien fue un ícono de Palermo. Nadie podía imaginar la Exposición Rural sin su presencia.

Introvertido con quienes no conocía, pero afable, generoso y divertido con los que disfrutaron de su amistad: así se puede definir el carácter de este hombre cuya larga vida se confunde con la de un sector al que le dedicó sus mejores afanes.

Nació en Buenos Aires en 1919 y se graduó de ingeniero agrónomo en la Universidad de Buenos Aires. Fue expositor en Palermo durante 60 años sin interrupción.

Fue criador de equinos (petisos argentinos tipo Shetland y Welsh) y de razas vacunas de leche y ovinas, fundador de la Asociación Criadores de Holando Argentino e integrante del Tribunal de Honor de esa entidad. También presidió la Asociación Argentina de Polo y la Asociación Argentina Criadores de Hampshire Down .

Tesorero y vicepresidente de la Asociación Argentina de Fomento Equino e iniciador de la Asociación de Cuarto de Milla, dirigió, asimismo, las fundaciones Sociedad Rural Argentina y Policía Federal Argentina. Desde joven integró el directorio de la Sociedad Rural (SRA), hasta llegar a ser vicepresidente durante la gestión de Guillermo Alchouron, entre 1984 y 1990. Nunca quiso ser presidente. Decía que era para los más jóvenes. Pero fundamentalmente se lo recuerda como comisario general de la muestra, al punto de que en esta última, a la que no pudo asistir, se lo designó "comisario honorario".

También pisó la pista de Palermo, siempre con sus zapatos llamativamente lustrados, como director de exposiciones, entre otros cargos, y fue el promotor del ingreso en Palermo de las bandas de música del Regimiento de Granaderos a Caballo General San Martín, del Regimiento de Infantería I de Patricios y del Colegio Militar de la Nación.

También gracias a su gestión durante muchos años, el cierre de la Rural se coronaba con una conmovedora ceremonia: "La retreta del desierto". Fue impulsor de la adquisición del predio de Del Viso de la SRA (ya vendido) y presidente de la Fundación Colegio Realicó, en la provincia de La Pampa, formadora de técnicos y profesionales del agro.

Como empresario, estuvo a cargo de la Compañía Mate Larangeira Mendes, una de las principales productoras de yerba mate del país.

Quienes lo trataron dicen que "Charles sabía todo, todo, todo de la Rural: fue un ícono de Palermo y conocedor como pocos de la casona de la calle Florida [sede de la entidad], y de todo lo que allí se hacía".

De buen humor, le gustaban las largas veladas en la vieja barra del comedor central de Palermo, hoy remodelado.

Por su iniciativa se construyó, cerca de la entrada de Sarmiento y al lado de la pista auxiliar, un lugar que terminaría siendo mítico: el pub de Fomento Equino. Desde la remodelación del predio, todo eso ya no está.

Charles Videla, padre de tres hijos (entre ellos, Diego, director de Asuntos Institucionales y Comunicaciones del Banco Galicia), fue inhumado ayer en la Recoleta..

Temas en esta nota