Por la falta de lluvia, declararán la emergencia del agro en Santa Fe

Está demorada la siembra de girasol y de maíz, que se está pasando de la fecha óptima; en algunas zonas no llueve desde junio

Por |
Por la falta de lluvia, declararán la emergencia del agro en Santa Fe
05deSeptiembrede2013a las06:17

La sequía, que hace semanas dejó al desnudo una crítica situación en las provincias del noroeste del país, amenaza ahora la siembra del girasol, el maíz y la soja, en los departamentos de San Cristóbal, 9 de Julio, Vera y General Obligado, en el extremo norte-noroeste de Santa Fe.

De los 10 departamentos del centro norte santafecino, sólo cuatro tienen condiciones óptimas para la campaña agrícola, según informes a los que tuvo acceso LA NACION.

La Comisión de Emergencia Agropecuaria, que deliberó en esta capital, aconsejó al gobierno provincial, que encabeza el socialista Antonio Bonfatti, que declare la emergencia agropecuaria o desastre en esa amplia franja del interior santafecino. Ese panorama está sujeto a modificaciones.

Si en la próxima quincena no vuelven las lluvias, el panorama se volverá "severamente complicado", añadió el ministro de la Producción, Carlos Fascendini. En el encuentro, representantes del INTA no pudieron evitar hablar de una "situación crítica" en la agricultura de los campos del norte de la provincia. En cuanto a la ganadería, Fascendini señaló que "el estado en general es bueno, pero tenemos deficiencia de pasturas y una situación amenazante que obligará a los ganaderos a suministrar forraje". Además, se analizó la provisión de agua para las zonas castigadas. "Han salido recomendaciones para que el Gobierno intensifique la provisión de agua en algunos lugares", reconocieron dirigentes agropecuarios.

Por su parte, Rubén Walter, director de Estimaciones Agrícolas de la Bolsa de Comercio de Santa Fe, recordó que "la última lluvia fue a comienzos de junio. En ese momento se pudo sembrar algo de trigo. Hay un panorama bastante complicado en la campaña agrícola en Santa Fe. Está demorada la siembra de girasol y maíz. Hay que ver hasta cuándo tendremos esta situación climática para comenzar a evaluar los impactos", subrayó. Y advirtió: "Más allá de que entre septiembre y noviembre tengamos algunas buenas lluvias, no son las condiciones óptimas porque a veces el agua en exceso complica", señaló.

Walter explicó que "en relación con el trigo implantado, en 9 de Julio, San Cristóbal, parte de San Justo, Vera y el sur de General Obligado, ya hay consecuencias malas. Se están secando las hojas basales. Los rindes medios no serán lo estimado".

También mencionó la evolución del girasol: "Comenzó la siembra en la provincia y se paró porque no había humedad. Ya estamos pasados de la fecha óptima para el girasol. Por lo tanto, dicho cultivo va a estar afectado. Y en el caso del maíz, también ya se está pasando su fecha óptima. Las opciones son soja de primera, de segunda y maíz de segunda", explicó Walter.

La ganadería es otro sector afectado por la sequía. En el norte y en el centro provincial se extiende la preocupación por la escasez de pasturas, que dificulta la alimentación de los animales.

Temas en esta nota