Un antes y después en soja

El lanzamiento al mercado de la soja RR2Bt. Para este ciclo, los nuevos materiales estarán disponibles, exclusivamente, para el norte del país y en los grupos 6 medio, 7 largo y 8 corto.

Por
Un antes y después en soja
12deSeptiembrede2013a las07:28

Comienza la cuenta regresiva para el arranque de la campaña de verano y los productores ya están delineando sus estrategias productivas para el maíz, en primera instancia, y luego para la siembra de la soja. Pero, para la oleaginosa, este año será un hito, así como fue 1996, cuando se sembraron los primeros materiales de las variedades RR1. Este año lo harán las RR2Bt o, como se las conoce comercialmente, la Intacta RR2Pro.

Este plato fuerte, que tiene mayor potencial de rendimiento, resistencia a glifosato y a insectos lepidópteros, estará disponible este año exclusivamente para los productores del norte del país, tanto NEA como NOA.

“Pasó mucho tiempo sin que la soja tuviera un nuevo evento biotecnológico, pero con la fuerza que hoy tienen algunos países que son grandes productores, como Brasil y Argentina, las compañías semilleras decidieron empezar a introducir nuevas mejoras genéticas, incluso exclusivamente para ellos”, dijo el genetista Rodolfo Rossi, ante la atenta mirada de un nutrido grupo de productores en Jesús María, en el centro-norte de Córdoba, donde Nidera hizo la primera de una serie de jornadas con las que presentará sus materiales, que tienen los dos genes, el RR2 y el Bt, desarrollados por Monsanto, que se lo licenció a esta compañía y a otras que también lo lanzarán en esta campaña.

En Jesús María, Nidera juntó a los productores para hablar de sus primeros materiales RR2Bt, de los grupos 6 medio, 7 largo y 8 corto. Los citó allí porque se trata de una ciudad estratégica en esa región, ya que muchos agricultores de la zona también producen en el nordeste y noroeste del país.

Rossi, además de subrayar las características comunes de las nuevas variedades, la simplicidad en el manejo y la reducción de costos que brinda la Intacta, comentó que “se puede mostrar que es una tecnología amigable con el ambiente, ya que reduce el impacto de la aplicación de agroquímicos”.

Esto se debe a que con la soja RR2Bt se reducen al mínimo la cantidad de aplicaciones de insecticidas en el norte, donde habitualmente oscilaban entre cinco a siete en el ciclo del cultivo, ya que en la región la presión de orugas es muy alta. Los nuevos materiales tienen un control sobre siete tipos de orugas. En cuatro de ellas, el control es total mientras que en las otras tres es parcial.

Para toda esta amplia zona, la soja RR2Bt es la última esperanza para hacer un cultivo más rentable. Para el norte de Córdoba, un área muy maicera, ya que el cereal es más estable en estos ambientes que la oleaginosa, es también la posibilidad de armar una rotación y sumar potencial productivo.

Por otra parte, Rossi recalcó la importancia de hacer los refugios para el cuidado de la tecnología Bt. Deben ser del 20% de la superficie. Es decir, que cada 100 hectáreas de RR2Bt hay que sembrar 20 hectáreas con RR1, aunque el especialista indicó que en esta campaña no serán tan necesarios los refugios ya que el nivel de bolsas RR2Bt en el mercado no logra cubrir toda la superficie, con lo cual habrá muchas hectáreas no Bt.

Por último, anticipó que en el semillero ya están trabajando para desarrollar nuevas variedades con mayor resistencia a enfermedades, tolerancia a distintos estreses y adaptación a diferentes tipos de suelo.

También fue de la partida Teo Zorraquin, consultor privado en cuestiones de agroempresas, quien explicó que el actual paradigma de producción en Argentina está en crisis y que se está yendo hacia un nuevo modelo basado en la revalorización de conceptos agronómicos, alto profesionalismo, más flexibilidad comercial y productiva, más aliada a otros eslabones de la cadena y adaptable rápidamente a cambios de la política.

Considerando que uno de los atractivos de los nuevos materiales de soja es que será un cultivo más rentable, Zorraquin fue más global y se refirió a cómo debe ser la empresa rentable. “Debe tener objetivos claros, roles definidos, escala suficiente, con buena generación de decisiones, alta eficiencia operativa y estar bien relacionada con la comunidad”, afirmó.

En este marco, se acercan las vísperas de un nuevo paradigma productivo en los campos argentinos y las nuevas tecnologías serán clave, como la nueva soja RR2Bt, que ya está por dar sus primeros pasos, y ahora bien concretos.

Aperdigonada. La foto deja en claro las diferencias entre un material RR1, a la derecha, y otro de la nueva RR2Bt. Las plantas pertenecen a un ensayo en la provincia de Salta que Clarín Rural visitó en febrero pasado, que muestran el control del gen Bt sobre el ataque de insectos, mientras que la variedad no Bt estaba muy afectada por la presión de las orugas.

Temas en esta nota