¿Cómo hacer maíz?

Desde Fertilizar destacaron como primer paso realizar un buen diagnóstico. En este sentido, Accastello comentó que hoy sólo el 25% del área cultivada tiene un análisis de suelo.

Por
¿Cómo hacer maíz?
20deSeptiembrede2013a las08:02

“Un buen diagnóstico de nuestro campo nos permitirá adecuar y optimizar la estrategia de fertilización", Accastello señaló y afirmó que "fertilizar es el mejor negocio". Así, comentó que fertilizando se pueden obtener 11000 kilos de maíz versus 7000 kilos en planteos sin fertilizar. “Queda claro que aplicando la tecnología de fertilización, el rendimiento adicional en maíz permite duplicar el capital invertido en nutrientes y en solo seis meses” , afirmó el Vicepresidente 1° de la entidad.

Por último, Accastello manifestó que los productores exitosos son aquellos que tienen al maíz dentro de sus planteos productivos y esto no es casualidad, sino causalidad: "Sembrar maíz permite obtener mejores resultados económicos, cuida el recurso suelo a largo plazo y posee un efecto multiplicador para toda la sociedad", concluyó.

Luego, el Ing. Agr. Manuel Ferrari del INTA Pergamino también se refirió a la importancia del cultivo del maíz en la rotación en pos de una agricultura sustentable, tanto en términos productivos y ambientales como económicos y sociales. 

“Para que la producción sea sustentable se deben conservar los recursos y preservar el medio ambiente. Por eso, los pilares de un sistema de producción agrícola sustentable son la siembra directa, la fertilización del suelo y la rotación de cultivos”, coincidió el especialista. 

Si bien se ha evolucionado muy favorablemente en lo que es siembra directa y fertilización, aún falta devolverle al suelo una mayor proporción de nutrientes de la que le estamos quitando, expresó, y añadió: "el cultivo que más rinde, es el que más extrae”. Sin embargo, subrayó que “Peor aún es el desempeño de las rotaciones. En Pergamino, por ejemplo, durante el trienio 2008/09 – 2010/11, el 56% de la producción de soja se realizó bajo monocultivo."

En este sentido, el ingeniero comentó que el trigo y el maíz aportan un abundante rastrojo, de alta relación C:N (perdurabilidad) y uniformemente distribuido en el caso del trigo; aumentan la eficiencia de uso del agua en el suelo y disminuyen los procesos de erosión; incorporan una importante cantidad de biomasa de raíces; y mejoran el balance de Carbono en el suelo y las propiedades químicas (fertilidad), físicas (estructura) y biológicas asociadas a la materia orgánica. "Un exceso de soja en la secuencia de cultivos ocasiona diversos efectos perjudiciales para la conservación del suelo. Por su nivel de importancia, merecen destacarse dos: el balance de carbono negativo y el balance de nitrógeno negativo", manifestó.

El manejo de la fertilización en maíz

Una adecuada nutrición del maíz constituye un aspecto clave para lograr altos rendimientos de grano y optimizar los resultados económicos del cultivo. Para esto es clave aplicar las mejores prácticas de manejo para la fertilización de cultivos: aplicar la dosis de nutriente correcta, empleando la fuente, el momento y la localización apropiados en cada caso.

Los nutrientes más importantes en maíz son nitrógeno, fósforo, potasio (del cual nuestros suelos aún están bien provistos) y azufre. Según indicó el especialista, en cuanto al nitrógeno, los Umbrales Críticos de Nitrógeno Disponible a la Siembra (UCNS) de acuerdo al potencial de rendimiento son: en Ambientes de Bajos Rendimientos (<9500 kg/ha), la recomendación sería alcanzar los 133 kg N/ha sumando la oferta del suelo (0-60 cm) y el nitrógeno del fertilizante; y en Ambientes de Altos Rendimientos (>9500 kg/ha), la recomendación sería totalizar 162 kg N/ha entre ambos aportes. Respecto del fósforo, Ferrari destacó que actualmente se dispone de niveles críticos de fósforo en el suelo (0-20 cm) para diversas regiones, lo cual permite efectuar de manera más precisa el diagnóstico de fertilidad fosforada y la resultante recomendación de fertilización con este nutriente en una gran proporción del área productora de maíz. En cuanto al azufre, destacó que para un manejo basado en el criterio de nivel de suficiencia, varios trabajos conducidos en la Región Pampeana indican que en sitios con respuesta los máximos beneficios se alcanzan con dosis relativamente bajas: 10 kg S/ha. También mencionó otros nutrientes como el zinc y calcio que comienzan a cobrar relevancia en la estrategia de nutrición de este cultivo.

 

 

 

Temas en esta nota