A la espera de una buena lluvia

Es máxima la cautela de los agricultores para la provisión de semillas y herbicidas y la elección de los lotes a sembrar

Por
A la espera de una buena lluvia
05deOctubrede2013a las08:09

Los productores se están moviendo con cautela a la hora de realizar gastos para la campaña. "Se compra lo necesario para el momento y los productores no tienen stock de insumos, porque los precios pueden oscilar", señaló Edgardo Dutto, coordinador de los CREA del norte de Santa Fe.

En el oeste bonaerense, los productores están pendientes de una mejora de las condiciones climáticas. "En la zona, los agricultores están expectantes y esperan una buena lluvia como para comenzar a sembrar sin tomar, por ahora, decisiones de fondo como puede ser un cambio de cultivo", contó Marcelo Carrique, miembro del CREA Henderson-Daireaux.

El mayor costo del maíz respecto de la soja y la lenta devolución del saldo de IVA impactaron sobre las decisiones para el maíz. "En 2013 habrá una reducción en la siembra de maíz del orden del 15% en la zona, con una disminución de los cultivos de primera siembra. Los lotes no sembrados en fecha temprana por escasez de humedad pasarán a tardía, entre fines de noviembre y los primeros días de diciembre", indicó Carrique.

Según el productor, allí aún hay campos sin alquilar. Y es por problemas de fertilidad, malezas, relación difícil con el propietario o exigencia de valores fuera de mercado. "Me preocupa que cuando llueva y se desarrolle la campaña con fuerza pueda haber complicaciones en la provisión de insumos", opinó.

CAMPOS EN OFERTA

Miguel García Fuentes, miembro del CREA Monte Buey-Inriville, en el sudeste cordobés, y del CREA Rosario, sostiene como Carrique que todavía hay campos en oferta.

"Los que aún están quedando sin cerrar responden a dos patrones: propietarios que no están asumiendo la nueva situación del negocio y campos flojos de muy alto riesgo, que los arrendatarios hoy no están dispuesto a asumir", afirmó.

Ricardo Negri (h.), líder de investigación y desarrollo de Aacrea, alertó que "aún hoy hay muchos campos sin cerrar los arrendamientos".

"Las negociaciones se vienen alargando y en muchas zonas cada día que pasa la capacidad de pago del agricultor disminuye por el aumento de costos que implica sembrar tarde. El otro fenómeno que se viene dando es que ante los arrendamientos que no cierran en una discusión mano a mano de precios se van enfocando hacia distintos niveles de arreglo para compartir los riesgos que son muy grandes", señaló Negri.

Temas en esta nota