La soja no tiene Niño esta temporada

Se espera que hasta febrero prevalezcan condiciones climáticas neutrales. Es decir la soja no se desarrollará en el peor de los escenarios: la Niña.

Por |
05deNoviembrede2013a las17:06

En el último mes la temperatura superficial del mar (TSM) observada en el Océano Pacífico ecuatorial se mantuvo cercana a sus valores normales. Según informaron desde el Servicio Meteorológico Nacional, la convección fue superior a la normal en Indonesia y normal en el resto del Pacífico ecuatorial, por lo tanto el Índice de Oscilación del Sur se mantiene dentro del rango de valores neutrales.

Bajo esta panorama es posible inferir que en el próximo trimestre las condiciones climáticas se mantengan neutrales. Es decir, la siembra de soja en Argentina y las primeras etapas del cultivo transcurrirían bajo patrones normales, sin que predominen condiciones de año Niño o Niña.

Desde el Servicio Meteorológico Nacional informaron que existe una probabilidad del 93% de que las condiciones sean neutrales en el trimestre Noviembre-Diciembre-Enero 2013/2014. Esta probabilidad se mantendría alta durante todo el verano. Es decir, continuaría una fase neutral del evento Niño.

La situación en el Océano Atlántico

Las condiciones observadas aquí tienen un gran impacto en el centro y sur de Buenos Aires y en el este del país, como así también en Uruguay y en la región sojera del sur de Brasil, pero el fenómeno pierde intensidad a medida que se avance hacia el norte. No obstante, el fenómeno tiene impacto en toda el área agrícola nacional pero de manera desigual.

Según lo informado por el Instituto Clima y Agua, dependiente del INTA, las anomalías de temperatura en el Océano Atlántico Sur son levemente positivas sobre las costas del sur del Brasil. Las mismas podrían aportar condiciones favorables para la ocurrencia de precipitación en el este del país, Uruguay y sur de Brasil.

En la última semana se observó un patrón muy discontinuo de áreas anómalas que no alcanzó a involucrar un amplio sector o masa da agua.

La situación para los cultivos

A nivel global los pronósticos marcan lluvias normales para el norte agrícola, por lo que los cultivos de soja, maíz y girasol allí implantados acumularían precipitaciones de valores cercanos a los promedios, revirtiendo lentamente las condiciones de sequía con sufrieron en el inicio de la campaña.

En el NEA y este argentino, sur de Brasil y Uruguay, se observarían precipitaciones levemente superiores a las normales. Esta condición es alentadora para el desarrollo de los cultivos de verano y para los forrajes de verano.

En la Región Pampeana, los cultivos de soja y maíz serán sembrados bajo un patrón de lluvias normal. La complicación estaría dada por temperaturas por encima de lo normal, esto generaría una mayor absorción de humedad, provocando inconvenientes hídricos en algunos cultivos de no darse lluvias más frecuentes.

En el sudeste bonaerense las lluvias serían normales o levemente superiores. No debe de descartarse alguna posibilidad de excesos de agua que genere inconvenientes en la cosecha fina.

Es necesario tener en cuenta que se trata de un análisis realizado en base a pronósticos globales, los cuales no tienen en cuenta los fenómenos regionales, que son poco predecibles, pero que campaña a campaña impactan en el agro. 
  

Temas en esta nota