Altas temperaturas y escasas lluvias

Se espera para lo que resta de la jornada de hoy y la de mañana precipitaciones aisladas en parte del área agrícola nacional. Las reservas de humedad continúan en buenos valores para la siembra de la soja.

Por
Altas temperaturas y escasas lluvias
02deDiciembrede2013a las16:12

Las reservas son buenas para una pradera en gran parte de la región pampeana, con un marcado gradiente este oeste. Claramente el sudoeste de la región pampeana es el que presenta la situación más ajustada, fundamentalmente si se pretende pensar en alguna siembra de segunda. En la zona la fina ya se hizo con el agua que recibió previamente por lo cual la sequia actual no afecta los cultivos de la fina. La humedad remanente en la mayor parte de la zona núcleo luego de las lluvias de noviembre, se ajusta a las necesidades de trabajo para las implantaciones que restan hacerse. Igualmente sería favorable que las precipitaciones se recompongan luego de esta primera semana que sería mayormente seca.

Durante el resto del día de hoy se prevé la presencia de viento del sector norte en todo el centro y norte del territorio nacional, con lo que las marcas térmicas serán muy elevadas, con valores superiores a 35ºC especialmente en Santiago del Estero, Tucumán y la provincia de Salta. En la zona central del país, la presencia de un sistema frontal frío provocará el desarrollo de precipitaciones en forma de chaparrones y tormentas de variada intensidad. Los fenómenos serán de corta duración, pero pueden ser intensos, y afectarán especialmente norte de Buenos Aires, sur de Santa Fe y sur de Córdoba. Mientras tanto, sobre el noroeste del país también se prevén condiciones de tiempo inestable especialmente en horas del atardecer o primeras horas de la noche, cuando comiencen a generarse algunas tormentas dispersas desde Mendoza hacia el norte.

El martes, quedará un resto de lluvias y tormentas sobre el sur del Litoral, pero que irán perdiendo fuerza a medida que transcurra la jornada. Luego de las lluvias, se desarrollará un moderado descenso de temperatura que se notará especialmente en el centro y sur de la provincia de Buenos Aires. Mientras tanto, la zona en la que persistirán las condiciones de inestabilidad será todo el noroeste argentino, desde La Rioja hasta el norte del territorio nacional, donde se prevé que continúen desarrollándose precipitaciones en forma de chaparrones y tormentas que se desarrollarán a la mañana temprano, luego habrá una mejora temporaria y hacia la noche, nuevamente lluvias y tormentas por la región.

El miércoles, la situación será relativamente estable en el centro del país, con la presencia de un centro anticiclónico en superficie y un eje de máxima presión en niveles medios y altos de la atmósfera, pero eso estará solamente remitido a las provincias de La Pampa, Buenos Aires, sur de Córdoba, sur de Santa Fe y sur de Entre Ríos. Mientras que sobre el centro-norte del país, las condiciones se mantendrán inestables, debido a que el viento continuará soplando del sector norte. Por la tarde, no se descarta el desarrollo de algunas tormentas dispersas, especialmente sobre la zona serrana de las provincias de Córdoba y San Luis. Asimismo, también se pueden generar, con una baja probabilidad, algunos fenómenos dispersos sobre la zona del NOA.

El jueves, el centro de alta presión se desplazará hacia el sudeste de la provincia de Buenos Aires, por lo que la inestabilidad aumentará en algunos sectores del centro del país, especialmente desde Córdoba hacia el norte, con las precipitaciones más importantes ubicadas sobre el noreste del territorio nacional. Las mismas serían en forma de chaparrones y algunas tormentas de variada intensidad. En tanto, sobre la provincia de Buenos Aires y La Pampa, volverá la circulación del viento del sector norte, por lo que volverá a aumentar la temperatura de manera significativa. Al mismo tiempo, comenzará a incrementarse nuevamente la humedad en las capas bajas de la atmósfera, por lo que lentamente volverán a tornarse inestables las condiciones.

Hacia el viernes, la circulación del viento del sector norte se intensificará de manera significativa, lo que mantendrá los elevados registros térmicos y el importante contenido de humedad en las capas bajas de la atmósfera. Por tal motivo, las condiciones se mantendrán inestables en toda la región central. De todas maneras, las precipitaciones más significativas se estarán desarrollando sobre la franja norte del país, tanto en el NOA como en el NEA, con acumulados que podrían ser superiores a los 30 o 40 mm de manera puntual. Los acumulados más importantes volverían a registrarse sobre la provincia de Formosa, especialmente al este de la misma. Mientras tanto, sobre la provincia de La Pampa, las condiciones de inestabilidad se irán potenciando y hacia el final del viernes, no se descarta que comiencen a desarrollarse algunas tormentas dispersas.

El fin de semana, comenzará con la fuerte inestabilidad sobre la zona central del país, pudiendo desarrollar precipitaciones en forma de chaparrones y tormentas de variada intensidad. Las lluvias y tormentas más importantes se observarían sobre la zona de la costa atlántica, pero con acumulados modestos. La particularidad de los fenómenos, no será la cantidad de agua caída, sino la dinámica de los sistemas precipitantes, ya que se prevé que en pocas horas se desarrollen los fenómenos. Por otra parte, continuarán las condiciones de tiempo inestable sobre el NOA, donde también se esperan precipitaciones especialmente en horas de la tarde y noche. Los fenómenos serán en forma de chaparrones y tormentas. El domingo, se espera que las precipitaciones se generalicen a toda la zona central del país y los fenómenos sean de moderada a fuerte intensidad. Por último, se destaca que sobre el NOA, nuevamente se desarrollarán fenómenos en forma de chaparrones y tormentas, especialmente hacia el final de la tarde o primeras horas de la noche de manera puntual.

Temas en esta nota