Suplantan cada vez más la siembra de maíz por soja

El maíz va perdiendo terreno local y también en Brasil por aumento de la soja. Se estima que en el vecino país subirá la producción de la oleaginosa a 89,3 millones de toneladas.

Por |
Suplantan cada vez más la siembra de maíz por soja
12deDiciembrede2013a las06:34

La presente campaña parecía prometedora en relación con la actividad importadora de maíz por parte de China. Sin embargo, los rechazos de mercadería conteniendo variedades no permitidas de materiales genéticamente modificados plantean ahora algunas dudas. En las últimas semanas no se permitió la descarga de barcos ni containers que contenían la variedad MIR 162, que, sin embargo, es aceptada por otros compradores asiáticos, como Japón y Corea del Sur, e incluso los compradores de la CEE. 

Los traders se preocupan ante estos inconvenientes, ya que aproximadamente el 10% del maíz producido en los EE.UU. contiene este gen. De mantenerse esta actitud por parte de China, resultará necesario revisar las exportaciones de maíz comprometidas, ya que no se podrá llegar a concluirlas en la medida en que se cancelen o anulen masivamente los contratos pactados.

Con respecto a la demanda de soja, se observa un buen clima de compras en el corto plazo, aunque se abrigan algunas expectativas negativas hacia el final del año, que podría resultar vulnerable a la liquidación de posiciones largas por parte de los fondos, que acumulan buenas utilidades en lo que va de este trimestre.

También se habla de la posibilidad de que muchos productores de nuestro país finalmente dediquen parte del área a sembrar con maíz con soja, lo que abultaría aún más el potencial productivo mundial. En Brasil ocurriría algo similar; el área a cubrir con maíz de segunda pasaría también a ser implantada con soja. Según la consultora FC Stone, la producción de soja brasileña alcanzará los 89,3 millones de toneladas, comparada con un pronóstico anterior de 88,5 millones de toneladas. Las exportaciones fueron proyectadas en 46,3 millones de toneladas, con un uso doméstico proyectado de 40 millones de toneladas.

De cumplirse estos pronósticos, y clima mediante, el mercado mundial deberá absorber dos noticias potencialmente bajistas: una en la primera parte del año, en el caso de asistir a una campaña récord en Sudamérica y, la segunda parte del año, con la perspectiva de una producción también récord en los EE.UU., de mantenerse la elevada relación de precios entre el maíz y la soja.

Algunos analistas financieros comienzan a pensar que 2014 podría marcar un punto de inflexión en las actividades vinculadas a la agricultura. Las buenas producciones logradas en esta campaña generaron fuertes correcciones en los precios de los granos; las cotizaciones de la soja se ubican en un 25% de los máximos alcanzados en el año anterior y el maíz en un 50% de aquel récord, marcando además las cotizaciones más bajas de los últimos tres años, de la mano de las cosechas récord alcanzadas.

Para el año entrante, la mayoría de los analistas financieros no se muestran entusiasmados por los precios de los commodities agrícolas, lo que generará menor renta en concepto de ingresos propios y también en los arrendamientos. También preocupa el nivel alcanzado por las tasas de interés, que se encuentran en niveles muy bajos; cualquier mejora en este indicador deterioraría aún más el nivel de ingresos del sector, que en los últimos cinco años ha convivido con tasas de interés negativas en relación con el nivel de inflación.

El USDA reveló su habitual informe mensual. El que corresponde al mes de diciembre no incluye ninguna modificación en el área de cultivo ni tampoco en el nivel de producción de los EE.UU. en ningún grano, cifras que serán confirmadas en el informe final de cosecha, que será conocido en enero del año próximo.

En el balance mundial, el USDA proyecta una campaña de trigo de 711,42 millones de toneladas. La de soja fue estimada en 284,94 millones de toneladas. La campaña mundial de maíz fue proyectada en 964,28 millones de toneladas.

Para nuestro país, el USDA pronostica una campaña de maíz de 26 millones de toneladas, sin cambios en relación con lo informado en noviembre. Tampoco hubo cambios en la proyección correspondiente a trigo, confirmándose la estimación del mes anterior, de 11 millones de toneladas. En cambio, la campaña de soja argentina 2013/14 fue estimada en 54,5 millones de toneladas, un millón por encima del reporte anterior.

Temas en esta nota