El Gobierno sigue sin autorizar ventas de trigo por u$s 1000 millones

A un mes de iniciada la cosecha, Economía y Agricultura todavía no autorizaron ventas externas. El precio interno cayó 66% desde octubre. Crece la preocupación sectorial.

Por
El Gobierno sigue sin autorizar ventas de trigo por u$s 1000 millones
16deDiciembrede2013a las06:12

Con el arranque de la segunda quincena de diciembre, la puertos granarios de Argentina y Uruguay empiezan a recibir los grandes barcos comerciales que vienen en búsqueda de aceite y harina de soja y cereales, como maíz y especialmente el trigo recién cosechado.

Pero este diciembre trae más que un dolor de cabeza para el sector agroexportador. Este último mes de 2013 se encamina a convertirse en el primer diciembre en varias décadas en el que la exportación de trigo será prácticamente nula.

Eso porque, a casi un mes del recambio de gabinete nacional, no hubo definiciones respecto de la comercialización del cereal, que sufrió una fuerte intervención digitada directamente por Guillermo Moreno, entonces secretario de Comercio Interior, y que como buena parte de las exportaciones agropecuarias debe contar con una autorización (Roe) para embarcar.

El ministro de Agricultura, Carlos Casamiquela, prometió una revisión integral del esquema de Roes para hacerlo más eficiente, pero no dio plazos.

La situación preocupa a los distintos eslabones de la cadena triguera, donde el valor del cereal cayó 66% en dos meses (pasó de cotizar a más de u$s 700 a mediados de octubre a u$s 236 el viernes último), y derivaría en pérdidas millonarias a nivel logística, así como en la imposibilidad de cumplir con la demanda de trigo que tiene Brasil, otrora principal mercado del cereal local, que levantó aranceles para la importación del cereal extra-Mercosur para paliar la falta de ventas desde la Argentina. También el cierre exportador demora el ingreso de divisas, que podrían llegar a u$s 1.000 millones si se autorizaran las mismas ventas al mundo de trigo que en 2013 (3 millones de toneladas).

Ahora, cuando comienzan a llegar los barcos cargueros a la zona, Uruguay tiene varias fechas de embarque de su propio cereal pero la Argentina no. Al 4 de diciembre último, la exportación declaró compras de trigo por 956.000 toneladas, que están valuadas en u$s 328 millones, a precio FOB del Ministerio de Agricultura, pero no tiene perspectivas sobre cuándo y cuánto trigo podrán colocar en el mundo. Desde el sector recalcan la preocupación por el retraso en habilitar las exportaciones del grano, dado que habitualmente el 15 de noviembre de cada año se comenzaba a embarcar el cereal, en coincidencia con el ingreso al circuito comercial del grueso de la cosecha de trigo. Solo el año pasado, y por las expectativas de una magra campaña, los embarques se atrasaron al 15 de diciembre.

Tras el peor año para la historia del trigo local en 6 décadas (2012/13 fue la campaña más baja con apenas 8,2 millones de toneladas y exportaciones por solo 3 millones), Agricultura estimó una producción 2013/14 levemente superior a la previa: 8,5 millones. La Bolsa de Cereales de Buenos Aires, no obstante, prevé que la cosecha se ubicará en torno a 10,5 millones.

Temas en esta nota