La ola de calor en su apogeo

Las extremas condiciones ambientales que venimos transitando desde hace unos diez días han promovido un fuerte consumo de reservas de humedad.

Por
La ola de calor en su apogeo
23deDiciembrede2013a las17:56

El balance hídrico resulta deficitario presionado por el requerimiento  de las coberturas y por la sobre demanda atmosférica. Las precipitaciones son la única fuente de reposición exceptuando zonas que puedan beneficiarse de las napas. Dado que esto es excepcional, no hay forma de sostener la humedad en el suelo. Para la soja la situación puede ser aún, más acomodada pero el maíz está muy exigido y necesita agua en forma perentoria. De más está decir que la mejora esperada para la transición intermensual es vital para esta campaña.

El importante centro de alta presión ubicado sobre el noreste del país seguirá aportando viento prevaleciente del sector norte, por lo que mantendrá elevadas las temperaturas y la humedad continuará siendo muy elevada. Estos dos factores permiten que las condiciones se mantengan inestables en la franja oeste del país, especialmente sobre la región de Cuyo y algunos sectores aislados del sur de La Pampa y sudoeste de Buenos Aires. Pero los eventos que pueden desarrollarse en el sector mencionado son fenómenos muy dispersos y de corta duración.

El martes, la configuración será muy similar, dado que el centro de alta presión se mantendrá si grandes desplazamientos y seguirá aportando humedad y elevadas marcas térmicas a la zona central del país. Las principales zonas que recibirán algunas precipitaciones serán nuevamente la región de Cuyo, con algunas tormentas dispersas y la zona centro y sur de la provincia de La Pampa, sumado al sudoeste de Buenos Aires, pero todo ese sector recibirá algunas tormentas dispersas, sin presentarse de manera generalizada. Los fenómenos serán de corta duración y solo provocarán un descenso leve y temporario de las marcas térmicas.

El miércoles tendremos tres sectores bien diferenciados con probables precipitaciones, por un lado, el sector oeste del país, principalmente la región de Cuyo, con algunas tormentas dispersas en horas de la tarde y noche. Por otro lado, se repiten algunas tormentas aisladas sobre el sur de La Pampa y el sudoeste de Buenos Aires, con fenómenos dispersos y de corte duración. Mientras que el tercer sector será el noreste del país, que si bien es baja la probabilidad, no se descarta que se desarrollen algunas tormentas en forma dispersa, producto de la humedad presente en las capas bajas de la atmósfera y las elevadas marcas térmicas esperadas para ese sector del país. Mientras tanto, sobre el sur de la provincia de Buenos Aires se prevé una rotación temporaria del viento al sector sur, y con ello, un leve descenso térmico que solo durará en horas de la mañana, luego rápidamente las marcas térmicas ascenderán.

El jueves, seguirá la situación sin grandes variaciones. La principal diferencia es la zona de Córdoba y San Luis, zona que se suma al área de probables precipitaciones de la región de Cuyo, especialmente la zona serrana de la provincia cordobesa. Mientras tanto, sobre el NEA, se prevé que aún se desarrollen algunos focos muy puntuales de lluvias y tormentas, en general serán dispersos, pero no implica que puedan ser intensos. Los fenómenos se darán especialmente durante la tarde, y luego hacia la noche se disiparán las lluvias de ese sector.

El viernes, un débil sistema frontal frío provocará algunas precipitaciones aisladas sobre la zona norte de la provincia de Buenos Aires y La Pampa, pero con fenómenos aislados. Estas lluvias provocaran un tenue descenso de temperatura sobre la región central del país, lo que desarrollará un pequeño corte en esta intensa y prolongada ola de calor. Hay que destacar que se seguirán desarrollando precipitaciones en forma de chaparrones y tormentas dispersas sobre la región de Cuyo y NOA, continuando con este comportamiento típico de los meses de verano.

El fin de semana, las precipitaciones se generalizarán en toda la zona central del país, desarrollándose en forma de chaparrones y tormentas de variada intensidad, lo principal se podrá observar sobre la zona de Córdoba, especialmente en la región de las sierras. Mientras tanto, sobre la mayor parte del área pampeana, se prevé que se registre un descenso de temperatura moderado, aunque será temporario, ya que rápidamente el viento rotará al sector norte y a partir de la semana que viene se prevé que las marcas térmicas vuelvan a ascender.

Temas en esta nota