Persistente ola de calor amenaza los cultivos y las reservas de agua en suelo

Si bien existen en la historia temperaturas superiores a las registradas en este diciembre, la particularidad de este evento radica en la persistencia de las elevadas marcas térmicas y la extensión del área involucrada.

Por |
Cantidad de horas con temperaturas superiores a 38°C

Cantidad de horas con temperaturas superiores a 38°C

27deDiciembrede2013a las09:17

Desde comienzos del mes de diciembre se puede observar la presencia de una masa de aire cálido y húmedo sobre la zona central del país, masa que está generando temperaturas muy elevadas, por encima de los 40º C, y persistentes en toda la región GEA.

Como complemento de las altas temperaturas se destaca la particularidad que han presentado las precipitaciones, ya que siguen desarrollándose sólo en forma localizada. Por lo tanto, sólo se producen descensos térmicos temporarios y muy sectorizados.

Esta situación está impactando de manera muy negativa en las reservas de agua en el suelo con una consecuencia muy notable a largo plazo. Si bien la región núcleo se benefició durante los meses de octubre y noviembre con precipitaciones, que dio lugar a buena recarga de humedad en los suelos, las elevadas temperaturas están comenzando a evaporar rápidamente las reservas ganadas.

Reserva agua útil para Maíz al 26/12/13

Reserva agua útil para Maíz al 20/12/13

Al comparar el mapa de esta semana con la anterior de las reservas hídricas en suelo para el cultivo de maíz, se observa fácilmente un nuevo e importante detrimento de la situación. Luego de dos semanas con temperaturas muy elevadas y magras precipitaciones, las reservas hídricas son entre escasas y adecuadas en la mayor parte de la región, con algunos sectores que muestran reservas regulares. Hay que tener en cuenta que en el caso del maíz, se siguen analizando las primeras capas de la superficie del suelo, que es la zona de influencia para la etapa por la cual atraviesa el cultivo, y estas primeras capas son las que sufren la mayor variabilidad semana tras semana, resultando muy sensible a los cambios.

Si bien es factible la ocurrencia de algunas precipitaciones, para recuperar las condiciones hídricas óptimas para la normal evolución del maíz en la región se necesitarían poco más de 100 mm para los próximos 15 días.

Temas en esta nota