Sudamérica promete muy buenos rindes

Un “rally agrícola” por lotes de Argentina, Uruguay, Brasil, Paraguay y Bolivia arrojó buenas perspectivas para la soja en la mayoría de las zonas productivas.

Por
Sudamérica promete muy buenos rindes
15deFebrerode2014a las07:05

En esta campaña agrícola se lanzó el “Rally Agrícola”, una nueva propuesta que pretende seguir de cerca el impacto del clima en los cultivos del hemisferio sur, a través de una recorrida por las mayores zonas productoras de granos de Sudamérica.

Organizado desde la consultora local Globaltecnos, fue acompañado por la corredora de cereales FC Stone, con sede central en EE.UU., e incluyó lotes en Argentina, Uruguay, Paraguay, Brasil y Bolivia, en más de 10.500 kilómetros, permitiendo así dar un panorama general de los cultivos y el negocio agrícola.

Según el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA), estos cinco países sembraron en la campaña pasada 52,5 millones de hectáreas de soja (48,1% del total mundial) y produjeron 146,3 millones de toneladas (54,5% del total mundial), implicando que la región sea formadora de precio de acuerdo a la evolución de sus variables productivas. Si bien los números hablan por sí solos, al recorrer las zonas productoras se pudo apreciar la gran plasticidad del cultivo, no sólo ambiental y agronómica, sino también cultural y política.

El panorama de los cultivos de soja en las regiones recorridas es optimista, generando un escenario firme por parte de la oferta. En Uruguay, la soja de primera se sembró en fecha, logrando buen stand de plantas y cobertura de surco. El estado general de los cultivos es entre bueno y muy bueno, pero hay preocupación por el exceso hídrico y su impacto en los cultivos.

En Paraguay, donde la Camara Paraguaya de Exportadores y Comercializadores de Cereales y Oleaginosas (Capeco) se sumó a la caravana, la soja tardía (70% del total) ha tenido una implantación, desarrollo vegetativo y reproductivo satisfactorio. El estado general de los plantíos es bueno o muy bueno, y con un avance de cosecha próximo al 15% a fin de enero, las expectativas de producción para soja son alentadoras, en el promedio o por encima (30 qq/ha).

En Brasil, en el estado de Paraná (20% de la soja brasilera), el estado fenológico predominante es de R4-R6, con un óptimo estado general de los cultivos. A fin de enero se llevaban recolectados entre un 10% y 15% del área sojera, proyectándose rendimientos por encima de la media zonal (33-36 qq/ha). En cuanto a los estados de Mato Grosso do Sul y Mato Grosso (7% y 29% del total de Brasil, respectivamente), la soja confirma también allí sus buenas perspectivas. Las proyecciones son favorables, principalmente para las sojas intermedias y tardías. En Mato Grosso, el rally fue acompañado por la Asociación Brasilera de Productores de Soja (Aprosoja) y el Instituto de Economía Agropecuaria del Mato Grosso (IMEA). Ambas entidades estiman una superficie sembrada con la oleaginosa de 8,3 millones de hectáreas (4,5% más que en 2012/13), y mencionaron una campaña sin grandes inconvenientes para el cultivo y un avance de cosecha de 10,6%, que arroja un cálculo de producción récord de 25,7 millones de toneladas y un rendimiento promedio de 31,2 quintales por hectárea.

Para Bolivia se diferencian dos zonas productoras: el norte integrado (al oeste del río grande) y el este de secano. En ambos casos, la condición de los cultivos es buena a muy buena, previéndose rendimientos en el promedio o por encima, aunque se debe estar atentos a las pérdidas por excesos hídricos en el norte integrado.

De acuerdo a lo relevado por el rally y lo intercambiado con las Bolsas de Buenos Aires, Córdoba, Entre Ríos y Rosario, la soja argentina presenta un panorama dispar, dependiendo de la región. En zonas del NOA, en el oeste de Buenos Aires, La Pampa y sur de Córdoba, el stress hídrico y térmico condicionaron el potencial. En zona núcleo, los cultivos recuperados de la ola de calor presentan plantas cargadas que generan expectativa. Si hubo un buen monitoreo de la presión de malezas e insectos, la performance de los cultivos acompañará el esfuerzo del productor.

Temas en esta nota

Cargando...