CLIMA
Rosario
sábado 17
Estado clima
11° | 20°

Mejorando

domingo 18
Estado clima
| 14°

Nublado parcial

lunes 19
Estado clima
| 11°

Nublado parcial

Insumos

Los bioinsumos marcan el camino

Los insumos biológicos marcan el camino de los nuevos negocios agropecuarios. Bioeconomía y biofertilizantes son términos que comienzan a escucharse.

Por Merino Soto | Diario BAE

Con el objetivo de adelantarse a lo que viene, muchas empresas agroquímicas y semilleras buscan hacer alianzas o adquirir otras más pequeñas para hacer frente al nuevo panorama de mercado. El uso de insumos biológicos comienza a ser relevante frente a los productos derivados del petróleo por su impacto en el medio ambiente.

Bioeconomía, biofertilizantes, bioprotectores, todos términos que comienzan a escucharse y mucho, a la par de biotecnología. Las plantas industriales dan paso a los laboratorios, lugares en donde ahora se comienza a centrar el negocio de las multinacionales.

Lo que se quiere es cubrir un nicho con anticipación tomando así posición de mercado. En pocas palabras las grandes empresas buscan comprar más barato hoy, algo que dentro de tres o cinco años tendrá el doble o triple de su valor actual.

Sólo basta ver el mercado nacional. El caso de Bayer en los últimos días con la adquisición de Biagro, demuestra el horizonte. O la compra de Nitragin en manos de Novozymes hace dos años. En la parte externa, ésta última firmó una alianza con Monsanto. Es decir se preparan para cuando llegue el momento.

Pero más allá del movimiento de mercado, en el plano interno surgen dos motivos a la hora de hacer negocios. En general las empresas argentinas que se venden son las que andan bien o tienen un potencial de negocio fenomenal en el producto, podría haber algún mal manejo en la gestión pero no es algo que un grande no solucione rápidamente.

Otra es la escala. Y que responde que a la hora de invertir,  muchos empresarios prefieren hacer caja para después recomprar en otro momento o armar otro negocio. El argentino no arriesga.

¿Por qué no arriesga? Porque frente a las multinacionales que tienen un fácil acceso al crédito  en el mercado externo y con tasas que llegan a veces al cero por ciento las argentinas deben tomarlo al 30%, dejándolas fuera de competencia y por ende, fuera del mercado.

De esta forma, si la firma local busca crecer, lo mas rápido es hacer una alianza; es decir, vender un 80% del negocio y quedar como gerente de esa operación pero ya con dinero líquido por parte la nueva empresa. Esto es lo que se ve no sólo en el sector agro sino también en otros rubros. La situación es la ideal porque no sólo  da menos incertidumbre por si mañana hay una medida económica adversa que complique el negocio o directamente signifique bajar la persiana.

Qué se compra

En los últimos años las empresas químicas necesitan del germoplasma para poder poner eventos biotecnológicos que permitan vender más sus productos donde más apunten sus negocios. Por ejemplo, el glifosato de Monsanto, o la unión Dupont-Pionner. Se trata de firmas que antiguamente eran solamente de semillas y que se vieron en la necesidad de cambiar la estrategia  para poner sus propios eventos y a través de esos, poder vender también sus productos químicos.

En la mayoría de las compras locales, las ventas tienen que ver con empresas de semillas con fuerte presencia en soja e inoculantes (promotores de crecimiento), todos rubros en donde la biotecnología puede jugar un rol que hoy no lo esta jugando el trigo, por ejemplo. Es por eso que no se ve fuertemente la adquisición de compañías cerealeras, puesto que  no hay eventos que pagar. El día que lo haya, habrá una fuerte competencia y un gran movimiento de empresas.

Bioinsumos

Los insumos biológicos son inoculantes microbianos o grupos de microorganismos, que descomponen sustratos orgánicos, mejoran la disponibilidad de nutrientes o facilitan el combate de plagas y el control de enfermedades cuando se aplican a los cultivos.

En pocas palabras, permite, como los agroquímicos, controlar todo tipo de plagas, pero a través del uso de microorganismos utilizados como biofertilizantes o biorregeneradores del suelo, o también la mejora en la degradación de residuos orgánicos.

Cabe destacar, entonces, que el sector de bioinsumos es de creciente importancia para el desarrollo agrícola, la seguridad alimentaria y la mitigación del cambio climático global. Un debate que se da y mucho en Europa. Y de esto las multinacionales saben y mucho, es por eso que buscan adaptarse a los cambios y empiezan a aplicarlo para seguir en el negocio.

¡OPINÁ SOBRE ESTA NOTA!

Comentar en foro