Atraso en la cosecha de soja demora las ventas

Modificaciones en las condiciones de comercialización llevan al productor a no entregar el grano. El tipo de cambio, bajo la lupa.

Por |
Atraso en la cosecha de soja demora las ventas
13deMayode2014a las08:49

Mientras los analistas auguran una cosecha récord de soja, el grano sigue ausente en el mercado. El atraso en la recolección de la oleaginosa, debido al clima, el cambio en las condiciones de comercialización dispuestas por la industria y la exportación y el tipo de cambio se combinan para mantener al poroto lejos del puerto y en poder de los productores.

Con las cosechadoras acelerando la trilla, los cálculos de producción siguen sin cambios. La Bolsa de Cereales de Buenos Aires estima un volumen final de 55,5 millones de toneladas, mientras el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (Usda) pronostica 54 millones de toneladas. Más allá de las diferencias en las estimaciones, hay coincidencia en que la cosecha superará la marca histórica del ciclo 2009/10, cuando se levantaron 52,675 millones de toneladas.

Sin aparecer

Pero el mayor volumen de producción aún no se deja ver. En relación a la campaña pasada, el avance de la cosecha muestra una retracción de 10 puntos, lo que se traduce en un volumen aproximado a 5,6 millones de toneladas de soja que aún se encuentran en planta.

Más allá de la demora que impone el clima, hay cuestiones comerciales que también influyen en el ritmo de los negocios. El cambio en las condiciones comerciales dispuestas hace algunos meses por algunos exportadores, que comunicaron a los productores su decisión de no pagar más el precio pizarra (que sirve de referencia para las operaciones) sino una cotización propia, derivó en que muchos productores decidieran no entregar la producción. Esta determinación se observa en la cantidad de soja comercializada bajo la modalidad de precio a fijar, es decir cuando el valor se determina con posterioridad al momento en que el productor le entrega el grano a la industria.

En lo que va del año, la industria y la exportación compraron 13,7 millones de toneladas, nueve por ciento menos que en el ciclo pasado, cuando había adquirido 15 millones de toneladas. Pero la mayor diferencia está en la soja entregada con precio a fijar. Mientras que durante el ciclo 2012/2013 había bajo esta modalidad 9,25 millones de toneladas, hoy hay 6,18 millones. La diferencia: tres millones de toneladas que el productor decidió mantener por ahora en el campo.

Escenario financiero

En el último informe semanal de la Bolsa de Comercio de Rosario, la economista Patricia Bergero enumeró algunas de las razones por las cuales el mercado de soja no se muestra dinámico. Para la subdirectora de Informaciones y Estudios Económicos de la entidad rosarina, entraron a jugar en un delicado equilibrio el avance de una buena cosecha y el comportamiento de algunas variables macroeconómicas, como el tipo de cambio y la inflación.

“En general, son buenos. Los resultados obtenidos a medida que avanzan las labores y las productividades unitarias en soja de segunda y en regiones de gran superficie sembrada permiten ir confirmando una gran cosecha”, asegura Bergero. En lo que respecta al tipo de cambio oficial que se utiliza en la liquidación de los negocios agrícolas, “que no es el oficial turista o tarjeta de crédito” aclara la economista, se mantiene sin cambios en alrededor de ocho pesos, el mismo valor de fines de enero.

El rango de 2.500 pesos por tonelada que cotiza la soja en el mercado local no seduce demasiado a los productores. Ayer, en la primera ronda de operaciones de la semana, la cotización en Rosario bajó ese umbral.

Las aceiteras ofrecieron pagar 2.480 pesos y sólo lograron adquirir alrededor de 15 mil toneladas. El viernes, con un valor de 2.500 pesos, el flujo de operaciones había involucrado a 40 mil toneladas.

En Chicago, los futuros de soja cerraron en baja, afectados por una toma de ganancias luego de la suba del viernes, cuando alcanzó el valor más alto de los últimos 10 días.

El clima no mejora

Un pronóstico meteorológico con neblinas, lloviznas y lluvias débiles complicará el avance de la cosecha durante la semana.

Temas en esta nota