El girasol argentino, con mejores perspectivas en el mundo

Según el USDA, Argentina ofrecerá 600.000 toneladas más que el año pasado en los mercados internacionales.

Por
El girasol argentino, con mejores perspectivas en el mundo
13deMayode2014a las15:51

El último informe del USDA trae dos buenas noticias para el girasol argentino: en primer lugar, un incremento de 600.000 toneladas en la producción local, pasando de las 2,3 millones de toneladas de la campaña recientemente finalizada a 2,9 millones en 2014/2015 (lo que representa un crecimiento interanual del 26%). Por otro lado, el organismo prevé un recorte de 2,56 millones de toneladas en los tres principales competidores del Hemisferio Norte: Rusia, Ucrania y la Unión Europea.

En el plano local, el país aún debe recuperarse del mal sabor dejado por los números de la campaña recientemente finalizada. Para el MINAGRI, área y producción cayeron 23,2 y 36,1%, respectivamente. Se habrían sembrado 1.276.000 hectáreas, de las cuales se perdieron 55.645. La producción alcanzaría 1,98 millones de toneladas, que sumada a stocks iniciales de 580.000, permitiría una molienda de 2,2 millones y una fuerte digestión de stocks de grano, para llegar a un nivel final de 290.000 toneladas, exactamente la mitad del valor inicial.

Por otro lado, para la Bolsa de Cereales se sembraron 1,48 millones de hectáreas, 204.000 más que para el ente oficial. Se perdieron 69.200 hectáreas (un  4,7%), y de las cosechadas se obtuvieron 2,3 millones de toneladas, un valor similar al consignado por el USDA.

El rendimiento medio fue de 16,3 qq/ha, inferior a los 19,5 qq/ha obtenidos en la campaña pasada. Para la Bolsa, de las cinco importantes regiones girasoleras –que representan más del 86% del área sembrada, según el organismo– tres obtuvieron rindes muy inferiores a lo habitual, por razones climáticas: en el NEA, se lograron 11,5 qq/ha; en el sudoeste de Buenos Aires y sur de La Pampa, igual cifra; y en el sudeste bonaerense se lograron apenas 20 qq/ha. En el norte de La Pampa y oeste de Buenos Aires, el promedio de 22 qq/ha es relativamente alto, mientras que para el centro y norte de Santa Fe, los qq/ha 18 logrados conforman un valor normal.

En síntesis, por menor siembra y por afectación climática, para la Bolsa, la producción cayó 30% mientras que para el MINAGRI lo hizo en 36,1%.

Esta crítica coyuntura vivida por el cultivo en nuestro país –y sus posibles soluciones– será uno de los ejes a tratar en el 6to Congreso Argentino de Girasol, que ASAGIR pondrá en marcha el 27 de mayo en el Hotel Sheraton Retiro de la Ciudad de Buenos Aires.

Acceda al informe completo: Informe económico de ASAGIR

Temas en esta nota