Semana en baja para los granos

La soja y el maíz cedieron posiciones. El trigo nuevo también perdió valor.

Por |
Semana en baja para los granos
06deJuniode2014a las07:36

El mercado de soja en la Argentina se alejó esta semana de los máximos para la campaña que había registrado el pasado 22 de mayo. Cerró por debajo de los 320 dólares, zona de precios en la que no se situaba precisamente desde principios de mayo.

Los argumentos para justificar la caída se pueden encontrar tanto a nivel local como a nivel internacional.

A nivel local. Retornaron las buenas condiciones climáticas para la cosecha, los trabajos avanzaron con fluidez en varias regiones y se normalizó el ingreso de camiones a las terminales. La mayor oferta relajó el apuro de los compradores por hacerse de mercadería y ello presionó sobre los precios.

A nivel internacional. Las buenas perspectivas de producción en Estados Unidos para la nueva campaña presionan sobre la posición noviembre en el mercado de Chicago. Las óptimas condiciones de humedad que muestran los suelos en el país del Norte y el rápido progreso de las siembran alientan las expectativas de una cosecha récord.

La próxima semana, el Usda brindará un nuevo informe de oferta y demanda y podrá observarse en la proyección del balance 2014/15 si convalida los datos que por ahora maneja el mercado.

En cuanto a las posiciones más cercanas en Chicago, durante los últimos días se observó una caída, luego de que el futuro de julio no pudiera sostenerse por encima de los 1.500 centavos por bushel.

Sin embargo, la situación de escasez se mantiene en el mercado disponible y la demanda interna en Estados Unidos sigue firme, haciendo pensar que la baja actual es temporal.

Respecto al maíz, los valores sufrieron un recorte en las últimas jornadas aún más pronunciado que en el caso de la soja.

En el mercado disponible, el precio de la pizarra de la Bolsa de Comercio de Rosario bajó más de 200 pesos desde los 1.500 pesos que registró el 22 de mayo. La urgencia de los exportadores por hacerse de mercadería se fue aplacando y la posición corta sufrió el golpe más fuerte.

La caída en las cotizaciones se trasladó a las posiciones diferidas en el Matba. El precio de julio, septiembre y diciembre bajó cerca de 10 dólares en las últimas dos semanas.

A la situación local se suma la debilidad que muestra el mercado de Chicago, donde al igual que en soja, el rápido avance de las siembras y las buenas perspectivas climáticas en Estados Unidos presionan sobre los valores.

Para hacer una breve mención al trigo, el cereal de la campaña 2014/15 no se quedó atrás, y pese a un retraso en las siembras, también mostró una tendencia bajista a nivel local, a partir de que todavía se mantiene la expectativa de una recuperación de la producción.

En un mercado difícil, será esencial detectar los factores que impactan sobre los precios.

Así, para los próximos días habrá que seguir atentamente el clima local (si favorece los trabajos finales de recolección), las condiciones meteorológicas en Estados Unidos (tanto para la siembra como para la evolución de los cultivos ya implantados), y el informe del Usda del miércoles.

*Operador comercial de fyo jmorelli@fyo.com

Temas en esta nota