El Paraná aisló a 50 mil personas y crece la amenaza de inundaciones

Fuertes crecidas tras las lluvias en Brasil. En Misiones siguen cortados dos puentes y hay tres localidades incomunicadas. El pico llegaría hoy a Corrientes.

Por
El Paraná aisló a 50 mil personas y crece la amenaza de inundaciones
12deJuniode2014a las10:20

La crecida del Paraná puso en jaque a las provincias del Litoral. Unas 50 mil personas seguían anoche aisladas en Misiones por el corte de dos puentes sobre la ruta nacional 12. En Chaco es inminente la evacuación de 700 familias. En el norte de Corrientes, en tanto, se espera para hoy el pico de la creciente y la amenaza de inundaciones se agravó porque aumentó el volumen de agua que está liberando la represa de Yacyretá.

Tras el caudal récord que registraron las Cataratas del Iguazú el lunes, ayer reabrieron las pasarelas y senderos del Circuito Inferior y 400 metros del Circuito Superior. El agua comienza a bajar en los puertos de Misiones, pero anoche seguían aislados 50 mil vecinos de Montecarlo, Puerto Piray y Caraguatay por el cierre de los puentes sobre los arroyos Parana-í y Piray Guazú. La Policía y Gendarmería mantendrán la restricción de paso hasta hoy a la mañana, a la espera del informe de los técnicos de la Dirección Provincial de Vialidad, que deben constatar eventuales daños en las estructuras.

En Corrientes el panorama es preocupante. Los tiempos comenzaron a acelerarse de manera imprevista y su zona costera sufriría este fin de se mañana una de las peores inundaciones de su historia. Ayer la central hidroeléctrica de Yacyreta aumentó el caudal de agua que desaloja y pasó de los 32 mil metros cúbicos por segundo a 53 mil, unos 13 mil más de lo que se había anunciado oficialmente que sería el tope y unos 3 mil más de lo que fuentes extraoficiales habían anticipado ayer a Clarín.

Las consecuencias son inevitables: habrá zonas donde el agua no podrá frenarse, como Paso de la Patria e Itatí. En la ciudad de Corrientes, aunque en menor medida, también. Las autoridades municipales y de Defensa Civil comenzaron anoche las evacuaciones y alertaron a los habitantes de barrios ribereños para que desalojen antes del pico máximo que se espera en las próximas 48 horas.

Hasta anoche el lugar con mayor cantidad de evacuados era Isla Apipe, donde se habían relocalizado a unas 200 personas. Defensa Civil no contaba con datos precisos de otras localidades porque estaban trabajando contrarreloj y los números eran cambiantes.

Estas crecida tiene la complicación de su rapidez: en muy pocas horas se pasa de la etapa de normalidad a la de alerta y de allí a la de evacuación. Además se estima que el nivel de las aguas estará por encima de los de otras crecientes. Para Corrientes los cálculos indican que se estaría unos 50 centímetros por encima del nivel que llegó el río en 2013, aunque algunos especialistas temen que se pueda llegar a las de 1983, una de las más importantes de la historia.

Ayer las autoridades provinciales reclamaron con dureza a las autoridades de la Entidad Binacional Yacyreta por lo que entienden una falta de preocupación por lo que suceda aguas abajo de la represa. “En una entidad fantasma manejada por ineptos”, dijo el gobernador Ricardo Colombi.

También en Chaco las autoridades creen que la llegada del pico podría adelantarse a mañana por la noche. Cuando el Paraná llegue a su altura máxima, sería necesaria la evacuación de 700 familias.

De acuerdo a las estimaciones de la Administración Provincial del Agua, la zona más afectada será Puerto Vilelas. Allí hay 500 familias que viven en viviendas precarias que se levantaron en terrenos inundables, fuera del anillo de terraplenes que protege al área metropolitana. También se tiene por seguro que habrá que llevar a albergues a familias de Isla del Cerrito, Basail y Bermejo.

Las evacuaciones podrían comenzar hoy o mañana, según se cumpla o no la estimación sobre el arribo del pico del Paraná. Ayer, en el puerto de Barranqueras, el río se aproximaba a los 5,30 metros. Cuando alcance los 6, habrá activado el nivel de alerta. En los 6,50 se estará en el nivel de evacuación de los pobladores ribereños. Se estima que la marca máxima será de entre 7,50 y 8 metros.

Temas en esta nota