Provincias reclaman cambios en proyecto de la ley petrolera

Quieren fijar un canon de ingreso a áreas y que se mantengan vigentes los contratos con empresas públicas locales.

Por
Provincias reclaman cambios en proyecto de la ley petrolera
17deJuniode2014a las07:55

Las provincias petroleras, impulsadas por Neuquén, comenzaron ayer a negociar con el Gobierno de Cristina de Kirchner para cambiar algunos aspectos del proyecto de ley de hidrocarburos elaborado por la administración nacional. El cambio propuesto consistiría en mantener sin modificaciones los contratos ya firmados entre empresas locales de energía y petroleras privadas, por los cuales se otorga participación en las concesiones a las primeras aunque no realicen aporte de capital. 

De acuerdo con esa propuesta, que se seguirá debatiendo, no se legislaría retroactivamente según lo que ya había planteado públicamente el gobernador de Neuquén, Jorge Sapag, lo que coincidiría con los intereses de Mendoza, que recientemente licitó áreas en las cuales uno de los criterios de adjudicación fue el porcentaje de participación de la empresa local de energía en cada concesión. 

Las provincias también pretenden introducir hacia adelante un canon de ingreso a las áreas en un porcentaje que variaría según los conocimientos previos que se tenga de la superficie licitada y según la inversión comprometida. Otros aspectos de incentivo a la inversión se mantendrían tal cual los planteó el proyecto del Gobierno nacional que , según se afirma, fue elaborado por el secretario legal y técnico, Carlos Zannini, a instancias del presidente de YPF, Miguel Galuccio.

Se mantendrían sin variantes la unificación de criterios para licitar en todo el país, la definición de las compulsas por el mayor nivel de inversión, el porcentaje máximo del 12% para las regalías y del 3% para el Impuesto a los Ingresos Brutos, las limitaciones al Impuesto de Sellos, y la virtual prohibición de gravámenes municipales.

En lo que hay ya consenso entre las partes es en extender los beneficios para la importación de bienes de capital en el caso de adquisiciones para la actividad, y en reducir desde u$s 1.000 millones en cinco años a u$s 250 millones en tres años la inversión necesaria para recibir las ventajas previstas en el Decreto 929 del año pasado.

Esta norma, que dictó el Poder Ejecutivo poco antes de que Chevron firmara el acuerdo con YPF, permite la exportación del 20% de la producción al término del período de la inversión, o su venta en la plaza local a precio internacional, con libre acceso a las divisas en ambos casos. También en la nueva ley se contemplaría el programa gas plus, aprobado por decreto, que reconoce precio internacional para el gas que se genere por nuevas inversiones.

Tras un encuentro de los gobernadores y equipos técnicos de las provincias en la Casa de Chubut en Buenos Aires, ayer por la tarde los mandatarios fueron recibidos por Julio De Vido en la Casa de Gobierno. Hacia la mitad del encuentro, se sumaron Zannini y Galuccio. 

Según los trascendidos, la reunión fue menos tensa de lo que se auguraba por las declaraciones previas que hizo el gobernador de Neuquén, Jorge Sapag, y algunos estiman que la preocupación por el fallo de la Corte de EE.UU. contribuyó a que las disidencias se plantearan en términos menos beligerantes . Además, estuvo presente el temor a que la decisión que benefició a los fondos buitre pueda impactar desfavorablemente en la actividad petrolera. Una de la primeras consecuencias, en el peor de los escenarios, es la falta de crédito internacional para YPF y la posibilidad de que se desalienten los inversores que estaban planeando asociaciones para desarrollos en áreas de Vaca Muerta.

Temas en esta nota

Load More