Buen arranque para la campaña estadounidense

La siembra de soja y maíz no tuvo inconvenientes y el estado de los cultivos es óptimo. En un escenario de buenas perspectivas productivas, los precios acusan el impacto.

Por |
Buen arranque para la campaña estadounidense
20deJuniode2014a las07:40

La campaña 2014/15 de soja y maíz en Estados Unidos tuvo un comienzo por demás alentador para los productores de ese país. La siembra de ambos cultivos se viene dando en tiempo y forma, al igual que el desarrollo de lo lotes ya implantados.

El avance de las coberturas con la oleaginosa llega al 92 por ciento de la superficie proyectada, lo que refleja un adelanto en los trabajos comparado con la media de los últimos años. Además, las plantaciones ya emergidas llegan al 83 por ciento, 20 puntos por encima de lo observado un año atrás.

En lo que tiene que ver con el forrajero, la siembra se encuentra finalizada y prácticamente ya emergieron todos los cultivos (97 por ciento), en línea con lo normal para la fecha.

El buen ritmo que mostró la siembra, la emergencia en fecha y las buenas condiciones climáticas que imperan, tienen su correlato en el aspecto que presentan los plantíos.

La proporción de soja que se encuentra con una condición buena o excelente alcanza al 73 por ciento de los cultivos, cifra nueve puntos superior a la observada un año atrás y que además se ubica a sólo dos puntos del registro más alto del presente siglo.

En cuanto al maíz, los números no se quedan atrás. La condición buena o excelente se da en el 76 por ciento de las plantaciones, 12 puntos por arriba del año anterior; y al igual que en el caso de la soja, sólo dos puntos por debajo de la cifra más alta del siglo.

El clima acompañó hasta aquí y las condiciones de humedad en los suelos lucen adecuadas. No obstante, un excelente arranque de campaña no garantiza una campaña récord como predice el Usda; ni tampoco es estrictamente necesario.

Si se toma al maíz como ejemplo, se observa que el organismo calcula un rinde de 103,8 quintales por hectárea. Un análisis histórico muestra que sólo en dos años se ubicó por encima de los 100 quintales, implicando en ambos casos un salto en el nivel productivo.

En el año 2004, el rendimiento fue 100,6 quintales, la siembra se hizo temprana y la condición de los cultivos al inicio estuvo en línea con la media histórica. En el 2009, el rinde llegó a 103,4 quintales, la siembra se retrasó y la calidad también fue al inicio cercana al promedio. La diferencia que tuvieron ambas campañas con la mayoría de los ciclos, es que durante el desarrollo de los cultivos, la calidad se mantuvo y hasta mejoró hacia el final, llegando a la cosecha con una proporción superior al 70 por ciento en estado bueno o excelente.

El caso más concreto de un excelente inicio de campaña que terminó en fracaso es reciente. Durante 2012, la siembra de maíz llegó a estar más de 20 puntos adelantada frente al registro histórico y los cultivos comenzaron con una condición buena o excelente del 77 por ciento. La sequía que acompañó gran parte del desarrollo posterior redujo esa proporción a 25 por ciento al final de la cosecha y el rinde fue 77,4 por cinto, el más bajo desde 1995.

Por ahora, el buen arranque de la campaña brinda buenas perspectivas productivas e impacta negativamente sobre los precios, tanto en Chicago como a nivel local.

Sin embargo, la película del mercado climático estadounidense recién está comenzando. La recomendación sigue siendo, para quien esté necesitado de vender para obtener fondos, buscar estrategias flexibles que permitan captar posibles subas en los próximos meses.

*Operador comercial de fyojmorelli@fyo.com

Temas en esta nota

Cargando...