Inseguridad rural:delitos en alza y defensas bajas

Ante el auge de robos y asaltos recomiendan a los productores una mayor alerta, prevención y solidaridad con sus vecinos.

Por |
Inseguridad rural:delitos en alza y defensas bajas
21deJuniode2014a las07:59

"Las noches claras de luna son peligrosas" es la insólita pero certera advertencia para los hombres de campo para evitar ser víctimas de la delincuencia rural en provincia de Buenos Aires.

En el campo se vivía muy tranquilo. Pero ese envidiable privilegio hace mucho tiempo que se esfumó y hoy la inseguridad es casi la misma que se vive en cualquier zona urbana.

Si bien las estadísticas oficiales de la provincia indican que desde junio de 2011 a 2013 incluido el robo de ganado disminuyó un 40 por ciento, hay muchas denuncias que no se hacen y eso distorsiona la situación real. Por eso en el campo sienten que los delitos se incrementan.

"Aumentó mucho el abigeato (robo de ganado), en las zonas de Tandil, Olavarría, Azul, seguido de la carneada para vender cortes en forma clandestina", dijo a LA NACION Abel Guerrieri, representante de la Sociedad Rural Argentina (SRA) ante la Mesa Provincial de Prevención de Delitos Rurales, que funciona en el Ministerio de Seguridad bonaerense.

A la luz de los acontecimientos, los productores deben empezar a ingeniárselas para protegerse. En ese sentido el dirigente dijo que "hay que tener mucho cuidado las noches de luna, porque los delincuentes aprovechan la penumbra para escapar, cosa que en noches cerradas se les dificulta".

Guerrieri agregó que ningún consejo al productor difiere del que se le pueda dar a un habitante urbano. "Cuando salen o entran del establecimiento les decimos que observen bien si hay algún movimiento sospechoso de personas o vehículos. En ese caso deben eviten salir. No aconsejamos salir en horario nocturno. Tampoco está demás reforzar las cerraduras en puertas y ventanas de las casas; instalar alarmas y cámaras de seguridad, mantener cerradas las tranqueras con candado y tener perros guardianes", señaló.

En el Ministerio de Seguridad bonaerense saben de la problemática y acusaron el golpe. Se creó la Superintendencia de Seguridad Rural, con personal y móviles que se destinan exclusivamente a patrullar los campos y para ello se incorporaron efectivos, cien camionetas nuevas, un helicóptero y un avión (como se informa por separado). "Por supuesto que con eso no alcanza, pero por lo menos se ha dado una muestra que el ministro de Seguridad, Alejandro Granados cumplió con lo que había prometido. Además, cuando nosotros llamamos tenemos respuestas", reconoció Guerrieri.

Según el comisario general Enrique Alejando Salcedo, a cargo de la citada superintendencia, la zona más virulenta es la de Cañuelas y la de todo el corredor de la ruta 6, que une las localidades de Brandsen y Cañuelas y está bordeando el conurbano. "Y en el centro de la provincia está la faena clandestina en Olavarría, Tandil y Azul", agregó.

Desde la cartera de Seguridad también instan a los productores a ser discretos a la hora de concretar operaciones comerciales y bancarias son actitudes a tener en cuenta.

Por su parte, Pedro Apaolaza, de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap) e integrante de la Mesa de Prevención, dijo que "en el campo todo el mundo se conoce y es fácil darse cuenta cuando alguien no es de la zona y si hay algún auto sospechoso. El productor debe ser solidario y avisar y eso es lo que hacemos, entre todos nos cuidamos un poco".

Según Apaolaza, en muchos lugares, el personal policial es escaso. "Por eso debemos colaborar con la fuerza aportando información de lo que ocurre en los distintos distritos de la provincia", agregó.

Apaolaza insiste en la importancia de la presencia policial y agregó que la patrulla rural debe cumplir su misión para la que se creó: quedarse en el campo y no en el pueblo cumpliendo otras funciones. "Muchas veces vemos que los móviles son derivados a otras tareas, como custodiar partidos de fútbol, bailes y dejan de estar en el campo. El hombre rural debe gozar de las mismas garantías que el urbano", señaló el dirigente. "Es la única manera de que el productor esté protegido. Se pueden cerrar las tranqueras, pero los ladrones cortan los alambres para entrar", agregó.

Consultado si los productores están armados, el dirigente dijo "siempre algún arma hay, es normal que así sea, pero no es lo más recomendable". En cambio, Apaolaza aconseja al productor que avise cuando se ausenta y que tome precauciones cuando va al pueblo y realiza operaciones comerciales.

MIEDO

" Tenemos personas que no quieren vivir más en el campo. La sensación es que estamos a merced de los ladrones. Estamos evaluando medidas de seguridad para todos los campos que administramos para brindar a la gente algo de tranquilidad". Así definió el ingeniero Carlos Alejandro de La Tour el momento que viven productores y empleados en la zona de Vivoratá, en la provincia de Buenos Aires.

Dijo que desde que trabaja en esta actividad (fines del 2003) en esa zona del partido de Mar Chiquita hubo varios hechos delictivos con diferente grado de gravedad y de violencia, como se informa por separado.

"Más allá de la voluntad de la policía, creo que no tienen los recursos necesarios. Al hablar con ellos, dicen que cuentan con 20 litros de gasoil por móvil, camionetas con poco mantenimiento, sin sistemas de comunicación y los celulares son los particulares de los agentes. ¿cómo se hace para trabajar en zonas rurales con eso?", se preguntó De La Tour.

En tanto, el presidente de la Sociedad Rural de Mar Chiquita, Eduardo Freije, dijo que "muchísimos delitos menores no se denuncian". Agregó que están enviando correos electrónicos y mensajes a personas damnificadas pidiendo que realicen las denuncias "ya que, si no, las estadísticas indican otra cosa".

En cuanto a la actitud que deben adoptar los productores al ser víctimas de un asalto, el dirigente dijo que solicitaron instructivos a la policía de la zona, pero aún no tuvieron respuestas.

DEDICADOS A LA PREVENCIÓN

Consejos y acciones en la zona rural bonaerense

Enrique A. Salcedo. Crio. gral. sup. de seg. rural

"Los Comandos de Prevención Rural (CPR) estarán afectados las 24 horas del día y los 365 días del año a la prevención rural"

Abel Guerrieri. Mesa de prev. delitos rurales

"Aumentó mucho el abigeato y la carneada en zonas de Tandil, Olavarrría y Azul para vender cortes en forma clandestina"

Pedro Apaolaza. Mesa de prev. delitos rurales

"En el campo todo el mundo se conoce. Es fácil darse cuenta cuando alguien no es de la zona y si hay algún auto sospechoso"

Temas en esta nota