CLIMA
Rosario
jueves 12
Estado clima
18° | 30°

Nublado parcial

viernes 13
Estado clima
15° | 30°

Nublado parcial

sábado 14
Estado clima
17° | 30°

Chaparrones

Interes general

El objetivo es diversificar las exportaciones a China

El Secretario de Coordinación Política indicó que “queremos incrementar las exportaciones pero también brindar una mayor diversificación en términos de productos”.

Por El Enfiteuta

El Secretario de Coordinación Político-Institucional y Emergencia Agropecuaria del MAGyP, Javier Rodríguez, remarcó este lunes que “queremos incrementar las exportaciones [a China] pero también brindar una mayor diversificación en términos de productos”, en declaraciones a Radio nacional.

“La relación comercial entre Argentina y China lleva una década de fuerte crecimiento”, sostuvo Rodríguez. “Al principio, el principal producto de exportación era la soja y sus derivados pero en los últimos años se ha dado un avance en la diversificación”.

En 2003 por cada tonelada exportada de soja, China pagaba en promedio casi 210 dólares, según datos del Indec. Una década después, en 2013, el precio que desembolsaron los chinos por cada tonelada fue de 522 dólares. Sin embargo, la diversificación exportadora se percibe en el peso relativo de las ventas.

En 2003 las exportaciones de soja representaban el 58% del total de los dólares que ingresaban por el comercio con el Gigante asiático; mientras que en 2013, el valor de la soja representó el 50%, la mitad de todas las exportaciones. Aún cuando la tonelada de poroto cotizó un 148% más que hace una década.

Lo que permanece inalterable en la canasta de exportaciones argentinas a China es la participación en volumen de la soja que tanto en 2003 como en 2013 concentró el 71% de las toneladas vendidas. Eso se explica porque en volumen las exportaciones totales apenas crecieron en una década un 4,9%, mientras que en divisas las ventas se elevaron un 122%.

El peso relativo medido en dólares de la soja disminuyó en las exportaciones a China en virtud de que el resto de las exportaciones que no son soja cotizan en promedio unos 917 dólares, un 76% más del ingreso de divisas que representa la oleaginosa, aún cuando su valor en la década creció una vez y media.

Ahora “empiezan a entrar productos con otra significatividad para la Argentina que involucran otro agregado de valor, otras posibilidades de producción y de inserción regional”, sostuvo Rodríguez. En ese marco de nueva etapa se inscriben los recientes acuerdos sobre peras y manzanas, cultivos intensivos con mayor mano de obra, así como las exportaciones de sorgo.

La visita del presidente chino, Xi Xiping, “marcó un nuevo nivel de vinculación entre los dos países. Los de peras, manzanas y sorgo son mercados que se están abriendo para la exportación de Argentina a China. El mercado chino es muy grande y la posibilidad de apertura de estos mercados brinda un futuro muy amplio para la expansión de las exportaciones en estos productos”, resaltó el funcionario.

Rodríguez destacó el rol del Estado en los procesos de negociación con otros países que no siempre se valoran desde el sector empresario pero sin los cuales la exportación sería imposible. “Cuando hablamos de los mercados alimentarios, tienen que intervenir los estados, garantizando la sanidad de la producción, las condiciones, y eso es lo que se estuvo llevando a cabo durante los últimos años que permitió llegar a estos acuerdos”. 

En el caso de China “implica que ellos reconocen el sistema de control, de monitoreo que tiene nuestro Estado y la política pública para garantizar que esas producciones cumplen con las condiciones sanitarias”.

En relación con el acuerdo de cooperación tecnológica firmado entre el INTA y su par chino, el CAAS, Rodríguez destacó que “entre el INTA y el CAAS, se está empezando a realizar investigación científica cofinanciada en materia de trigo y otras producciones. Esto potencia la investigación científica argentina y la china”.

¡OPINÁ SOBRE ESTA NOTA!

Comentar en foro