Comenzó en Rosario el XXII Congreso Anual de Aapresid

La nieta del premio Nobel, el ingeniero Norman Borlaug, Julie Borlaug, estuvo en el inicio del congreso Aapresid 2014 y repasó los desafíos que dejó abierto su abuelo.

Por
Una veintena de pioneros, fundadores e innovadores recibieron su merecido homenaje.

Una veintena de pioneros, fundadores e innovadores recibieron su merecido homenaje.

06deAgostode2014a las17:51

Comenzó en Rosario el XXII Congreso Anual de Aapresid con 3 mil participantes de todo el país. El encuentro, que se extenderá hasta el 8 de agosto, bajo el lema “La Misión”

En el inicio del acto de apertura hubo un merecido reconocimiento a los pioneros de la institución como Víctor Trucco, quien fue el primer orador en encuentro de mayor convocatoria sobre la Siembra Directa. Una veintena de pioneros, fundadores e innovadores recibieron su merecido homenaje. “Fuimos los pioneros, los protagonistas de estos procesos y eso nos enorgullece”, dijo Trucco.

“El desafío estaba en dejar de arar, fueron distintos procesos, cómo comunicar, conocer y dar las gracias a todos los pioneros de la institución”, destacó el presidente honorario.

Además, dijo presente en Rosario, Julie Borlaug, la nieta del Nobel de la Paz en 1970, el ingeniero Norman Borlaug, quien fue un ingeniero agrónomo, genetista, fitopatólogo, humanista, y que es considerado por muchos el padre de la agricultura moderna y de la revolución verde. 

Su nieta Julie, a quien dejó su legado, destacó parte de la trayectoria de su abuelo, quien fue llamado "el hombre que salvó mil millones de vidas”. Sus esfuerzos en los años ‘60 para introducir las semillas híbridas a la producción agrícola en Pakistán e India provocaron un incremento notable de la productividad agrícola. Según contó, algunos lo consideran responsable de haber salvado más de 100 millones de vidas humanas. La joven norteamericana destacó que hay que replantear la comunicación para que el mensaje llegue claro y no haya confusiones con los ambientalistas, “que a veces distorsionan o demonizan la biotecnología y las modificaciones genéticas”. 

Borlaug, expresó que hay desinformación o a veces simplemente tergiversación de la información. Habló de cómo se deberían revalorizar las innovaciones tecnológicas y científicas para afrontar los problemas ligados a la escasez de alimentos y el cambio climático, de cara a 2050 y el desafío de alimentar a 9 mil millones de personas. Es la clave –según Borlaug- pensar a largo plazo a la hora de proyectar qué nos depara el futuro.

Todos fueron parte de la apertura, y a su turno, la presidente de Aapresid, María Beatriz “Pilu” Giraudo, expresó que parte de las metas están encaminadas. 

“Hoy más 90% de agricultura en Argentina es en Siembra Directa, debemos decirles gracias”, destacó. “En la institución seguimos trabajando en pos  de producir alimentos y cuidar el medio ambiente. A eso le llamamos el Ecoprogreso. Lo hacemos todos los días”. Giraudo insistió en las ideas de la institución, pioneras en estos 22 encuentros y mencionó que las tareas de Aapresid “van en el camino correcto”.

También hizo mención a los desafíos de la actualidad y del corto y mediano plazo. “El hambre es un compromiso de toda la sociedad. Estamos trabajando para ser garantes de la seguridad alimentaria. Debemos llevar el mensaje”, dijo la presidente de la institución de siembra directa.

“Estamos en punto de inflexión en el país y es condición para afrontar lo que viene, asumir las responsabilidades de cada uno”, señaló.

Planteó el temor del monocultivo de la soja, la disminución de la rotación de cultivos y mencionó sobrados ejemplos de la lucha del campo, los que pelean en la búsqueda por la identidad. “Seguimos y por eso nos animamos a más”, expresó Giraudo, la presidente de Aapresid.

A su turno, Luis Contigiani, el secretario de Agricultura de la provincia de Santa Fe, dijo: “Yo cuando miro al mundo soy optimista”. 

El secretario de agricultura de la Nación, Gabriel Delgado, destacó su orgullo en las ideas de innovación que caracterizan a Aapresid en su historia. “Tenemos el enorme desafío de generar valor, producción y sustentabilidad”, dijo.

Además, cabe destacar que no faltó en la apertura el espacio para el arte: Con un video institucional y artístico se proyectó en pantalla gigante una metáfora de quienes sostienen las ideas innovadoras en pos de la sustentabilidad.

También hubo muestra en vivo de mujeres percusionistas, quienes hicieron sonar sus cajones ante la sala Intacta RR2 Pro del Centro de Convenciones Metropolitano, de la ciudad de Rosario. 

“Vengo mi rastro dejando como dejaron otros (…) expresó Ricardo Goycoechea, este juglar campestre llegó desde Bolivar, provincia de Buenos Aires para dar comienzo a este nuevo encuentro de los pioneros de la siembra directa. El vasco -un representante gaucho de nuestras pampas- le puso poesía y el color a la jornada de apertura.

Temas en esta nota

Load More