Caminos intransitables y pérdidas en trigo por las inundaciones

En Necochea, los productores cruzan los médanos y la playa para llegar a sus campos; reclaman obras para permitir que el agua se desagote más rápido.

Por
Balsategui, Heiland y Pailhe, en Necochea, frente a un canal que desagota el agua de la inundación. Foto: LA NACION

Balsategui, Heiland y Pailhe, en Necochea, frente a un canal que desagota el agua de la inundación. Foto: LA NACION

06deSeptiembrede2014a las07:11

En Necochea, a la fuerza, Pedro Pailhé se convirtió en un especialista en sortear obstáculos con su camioneta. Por las intensas lluvias el camino que va a su campo quedó intransitable. Hoy, la única forma que tiene de acceder es recorrer unos 40 kilómetros de playas y médanos.

En este partido, que posee 420.000 hectáreas, 100.000 hectáreas quedaron totalmente afectadas por la inundación. Allí había cebada y trigo sembrados y lotes de maíz que esperaban por la cosecha. En cebada y trigo, las pérdidas se ubicarían del 30 al 40 por ciento. A su vez, de la red de caminos rurales, que abarca 1400 kilómetros, el 80% se encuentra intransitable.

Esta situación se suma a lo ya ocurrido en el sur bonaerense, donde las intensas lluvias destruyeron el 10% de la superficie sembrada con trigo.

En este partido, un ente vial municipal recibe los fondos de una tasa por hectárea que pagan los productores. Pero el control sobre los fondos lo tienen los mismos productores. Con eso se pudieron entoscar ya 400 kilómetros. De hecho, los caminos están intransitables por el colapso del agua, no por la falta de mantenimiento. Pailhé cuenta su anécdota entre playas y médanos mientras señala, mirando hacia dos lotes de trigo que maneja: "En este se perdió el 50% y en aquel 10 por ciento".

En relación, el presidente de la Sociedad Rural de Tres Arroyos, Eduardo Simonetti dijo que "la situación se complicó porque no se puede cumplir con los compromisos contraídos. No se puede sacar los cereales del campo, ni cargar hacienda, porque la red de caminos está llena de agua".

Hoy hay tres canales con salida al mar, pero no alcanzan. Por eso, aquí piden más obras. "Si no estuviera esto, hoy acá estaríamos con el agua al cuello", relata Pablo Heiland, miembro de la Sociedad Rural de Necochea, justamente en uno de esos canales. El ministro de Asuntos Agrarios bonaerense, Alejandro "Topo" Rodríguez, visitó Necochea -hoy declarada en emergencia y/o desastre agropecuario- y, según los productores, dijo que se iba a estudiar la factibilidad de otras dos salidas más al mar.

"Cada apertura de un médano al mar cuesta de 10 a 15 millones de pesos. Esto es irrelevante en relación a lo que aporta el campo, que solicita una obra que podría ser un reconocimiento a lo que hace el productor", indicó Heiland, que explicó que hoy no son suficientes los tres canales.

El agua genera otras complicaciones. En estos momentos, no se puede pasar con los camiones de urea para que llegue hasta los campos este fertilizante. "También se va a complicar la siembra de la gruesa [maíz y soja] si no llegan los insumos", precisó Pailhé.

Confederaciones Rurales Argentinas pidio que los Estados nacional y provincial actúen de manera urgente y concreta ayudando a los miles de productores afectados. Los pronósticos indicarían que a partir de hoy sábado, la estabilidad se afianzaría con días soleados

Fuente: Fernando Bertello, La Nación

Temas en esta nota