Promueven la concientización de las Buenas Prácticas Fitosanitarias

El Ministerio de Agricultura realizó la tercera jornada de aplicación de fitosanitarios en el predio de INTA Oliveros, en la provincia de Santa Fe.

Por
Promueven la concientización de las Buenas Prácticas Fitosanitarias
18deSeptiembrede2014a las15:02

Con más de 300 personas presentes, el objetivo de la actividad consistió en mostrar las diferentes operaciones que involucra la aplicación de productos fitosanitarios, realizada por equipos aéreos y terrestres, siguiendo las pautas establecidas por las buenas prácticas de aplicación desarrolladas por el MAGYP pensado para áreas periurbanas.

La avioneta pulverizadora durante las pruebas a campo abierto.

El secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca, Gabriel Delgado, resaltó la importancia de generar conciencia sobre la necesidad de realizar un uso óptimo y cuidadoso de los fitosanitarios, teniendo siempre como principal objetivo salvaguardar la salud de las comunidades. Y señaló: "La inocuidad total no existe, es por esto que debemos hacer llegar a todos, ciudadanía y productores, cómo deben ser las buenas prácticas con fitosanitarios".

Sobre el rol que deben tener todos los actores, Delgado dijo: "El Estado somos todos y en este sentido debemos mantener un diálogo permanente entre lo público y lo privado para poder seguir avanzando en políticas que mejoren la calidad de vida de los argentinos, y para conseguirlo, la articulación entre la institucionalidad pública y privada resulta indispensable para lograr objetivos a corto, mediano y largo plazo".

En esta misma línea, Delgado acercó un mensaje del ministro que destacó la importancia de los jóvenes, quienes tienen una mayor conciencia de la preservación del ambiente, para promover el cambio hacia un mejor uso de los productos fitosanitarios.

El Secretario Delgado junto al titular del INTA, Francisco Anglesio, y José Luis Esponton, Director Reginal del INTA, ante más de 300 participantes de las jornadas.

Con la coordinación de la Secretaría de Agricultura, el INTA, la Cámara de Sanidad Agropecuaria y Fertilizantes (CASAFE), la Federación Argentina de Cámaras Agroaéreas (FEARCA), la Asociación Argentina de Productores en Siembra Directa (AAPRESID), la Universidad Nacional de Rosario y el Municipio de Oliveros, los especialistas realizaron demostraciones prácticas de aplicaciones en condiciones climáticas reales.

Francisco Anglesio, presidente del INTA, resaltó: "Cuando Carlos Casamiquela era presidente del INTA nos dijo que teníamos que bajar a los municipios porque había que transmitir el conocimiento que desarrollábamos, y eso es lo que hoy seguimos haciendo". Además, sostuvo que "cuando los temas complejos se abordan con conocimiento es mucho más sencillo llegar a buenos resultados".

La eventual aplicación de estos insumos en forma inapropiada y desaprensiva lleva a posibles riesgos para la salud ya sea en forma accidental o por un manejo inadecuado de dichos productos. Por esto, las Buenas Prácticas Fitosanitarias incluyen un conjunto armónico de técnicas aplicables al uso de fitosanitarios, tendientes a asegurar que el producto pueda expresar su máxima capacidad, disminuyendo al máximo cualquiera de las diferentes formas de deriva, evitando así los posibles riesgos emergentes a la salud y al ambiente.

Buenas Prácticas

De la misma manera en que se realizaron las anteriores jornadas, las demostraciones comenzaron con una presentación sobre las buenas prácticas agrícolas, que contó con la descripción de equipos de aplicación y el manejo de agroquímicos, preparación y carga del caldo a pulverizar y destino final de envases. Finalmente, se realizaron demostraciones dinámicas y se determinó el alcance de las derivas.

Durante la jornada, las máquinas terrestres y aéreas fueron reguladas según las condiciones reales de viento, temperatura y humedad para pulverizar de manera apropiada. Los especialistas explicaron a los presentes cómo regular tamaño de gota a partir de la correcta utilización de pastillas y medir la deriva resultante a partir de la utilización de tarjetas hidrosensibles.

En la parte práctica, los equipos realizaron pasadas que simularon una aplicación de rutina, en forma perpendicular a la dirección del viento, en la que se cubrieron 200 metros de largo. Para determinar los alcances de la deriva, se instalaron estaciones colectoras con tarjetas hidrosensibles en posición horizontal a partir de las cuales se analizaron los alcances de la deriva.

Así, los asistentes pudieron seguir paso a paso todo el proceso de utilización de los fitosanitarios. Desde que el aplicador recibe la orden de trabajo del productor junto a la receta extendida por el profesional, pasando por la preparación del caldo, la carga en la tolva del equipo, la regulación del equipo, la técnica del triple lavado de los envases usados, el perforado y la posterior recolección de los mismos para su transformación en productos útiles y seguros.

Temas en esta nota