La Argentina en el podio de producción transgénica

La Argentina confirma su liderazgo en materia de cultivos genéticamente modificados y un estudio la destaca como la tercera productora de este tipo de cultivos.

Por
La Argentina en el podio de producción transgénica
25deSeptiembrede2014a las08:00

La Argentina confirma su liderazgo en materia de cultivos genéticamente modificados y un estudio la destaca como la tercera productora de este tipo de cultivos, sólo detrás de los Estados Unidos y Brasil.

"En el año 2013, más de 18 millones de agricultores sembraron en todo el mundo unas 175 millones de hectáreas con cultivos transgénicos o genéticamente modificados (GM). Estas hectáreas se distribuyeron en 27 países, entre los que se destaca los del continente americano, con Estados Unidos, Brasil, Argentina, Canadá, Paraguay y Uruguay entre los primeros diez de la lista de adopción", resaltó una reciente publicación realizada por la Dirección de Estudios Económicos de la Bolsa de Cereales y Productos de Bahía Blanca, que toma como fuentes a Argenbio y la Asociación de Semilleros Argentinos (ASA).

El texto en cuestión señala además que casi la mitad de las hectáreas sembradas con cultivos transgénicos en 2013 corresponden a soja, el 33% a maíz, el 14% a algodón y el 5% a canola. Estas superficies significaron el 79%, el 32%, el 70% y el 24% del área total de cada uno de los cultivos respectivamente. También se sembraron en menor escala, variedades transgénicas de alfalfa, remolacha y zapallo entre otras.

En cuanto a las características o rasgos introducidos la temporada agrícola del año pasado, un 57% de la superficie se sembró con cultivos tolerantes al herbicida glifosato (soja, maíz, algodón, canola, alfalfa, remolacha), un 16% con cultivos resistentes a insectos (Bt- maíz- algondón) y un 27% con cultivos que contenían ambos eventos acumulados en la misma planta (maíz- algodón).

Todo comenzó en 1996

En el caso de la Argentina, el país adoptó en 1996 la primera variedad transgénica de soja resistente a glifosato, desde ese momento el área sembrada con cultivos transgénicos ha crecido en forma sostenida, alcanzando las 24,9 millones de hectáreas en 2013, representando el 14% de la superficie global. 

Esta área convierte a la Argentina en el tercer productor mundial de transgénicos después de Estados Unidos y Brasil.

A su vez, en la campaña 2013/14 casi la totalidad de la superficie de soja y algodón fue sembrada con variedades genéticamente modificadas, en tanto que el maíz transgénico representó el 95% del total de ese cultivo. 

En lo que respecta a la soja se cultivaron variedades tolerantes a glifosato y recientemente se incorporó la resistencia a insectos. En tanto, la mayor parte del área sembrada con algodón y maíz, fueron con cultivos que tienen incorporados este doble evento de resistencia.

La tasa de adopción de cultivos genéticamente modificados está siendo constantemente aumentada, lo cual según sostienen los impulsores de este tipo de cultivos amparados en la tecnología indica el alto grado de satisfacción del agricultor argentino con respecto a los beneficios que provee este tipo de biotecnología. Entre las ventajas destacadas figuran el incremento en los rendimientos, la posibilidad de realizar cultivos de segunda y la reducción de los costos de producción, al evitar el uso de pesticidas.

A su vez, el estudio publicado por la Bolsa bahiense indica además que los beneficios económicos totales generados por los cultivos genéticamente modificados fueron calculados en más de u$s 70 mil millones para los primeros quince años desde su incorporación en el mercado argentino.

Temas en esta nota